Filomena deja una imágen insólita: la playa de Fuengirola cubierta de blanco (aunque no es nieve)

La borrasca Filomena deja en las últimas horas sus últimas imágenes espectaculares. Ha sido en este caso en Fuengirola, Málaga donde el granizo dejó una estampa invernal curiosa tras descargar granizo durante unos minutos este domingo. A mediodía, un manto blanco no de nieve, sino de bolitas de hielo cubría las playas y algunas calles del centro de la localidad.

Aunque el granizo solo ha cuajado durante un rato, se trata de un fenómeno excepcional que no es la primera vez que ocurre. En enero de 2018, la playa de Carvajal también en Fuengirola amaneció cubierta de blanco a causa de otra ola de frío que asoló la provincia. Aunque Filomena ya se ha marchado, la llegada de otra nueva Dana fue la causante de esta granizada que dejó también precipitaciones en forma de nieve entre los 800 y los 1000 metros en la localidad malagueña.