Al filo del inicio de las clases, comienza la paritaria nacional docente, pero de salarios se hablará la semana próxima

Leonardo Coscia

A pocos días del inicio de las clases en todo el país, la Paritaria Nacional Docente (PND) sigue abierta. Por eso, este jueves será el segundo encuentro de los sindicatos nacionales y el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

Los representantes de los gremios docentes CTERA, UDA, CEA, SADOP y AMET y autoridades del Ministerio de Educación y del Consejo Federal de Educación se reunirán a partir de las 16 en el Palacio Sarmiento para acordar temarios y metodologías de trabajo en la comisión técnica de políticas educativas, se informó oficialmente.

El encuentro abarcará agenda educativa y problemas pedagógicos, y será la primera reunión en el marco de las comisiones técnicas de trabajo consensuadas en la paritaria nacional docente.

"El análisis del sistema educativo, salud y condiciones de trabajo, el camino para cumplir la Ley de Financiamiento Educativo y la recuperación de la pérdida de inversión sufrida en los últimos cuatro años son algunos de los aspectos oportunamente tratados y para los cuales se han acordado reuniones técnicas periódicas", indicó un comunicado de la cartera que encabeza Nicolás Trotta.

Por otra parte, el 26 de febrero se convocará a la segunda reunión paritaria conformada por el ministro Trotta, el comité ejecutivo del Consejo Federal de Educación y los representantes paritarios de los cinco sindicatos docentes con representación nacional.

En esa reunión se buscará consolidar un acuerdo en torno a la política salarial que se implementará, según se indicó.

Desde el 30 de enero, las provincias desactivaron sus conflictos para unificar criterios en esa discusión. Según trascendió el Ejecutivo Nacional ofrecerá negociaciones trimestrales y evitar cláusula gatillo. Sin embargo, los maestros insistirán con aumentos en el Fondo Nacional de Incentivo (Fonid) y que ningún educador quede por debajo de la línea de la pobreza

Las expectativas están puestas en el segundo capítulo de la negociación paritaria. Desde Educación ya se comunicaron con Ctera, UDA, CEA, Amet y el Sadop para que cada sindicato designe los integrantes de las 10 comisiones de la PND.

La cartera encabezada por Trotta no da mayores indicios de cuál será la propuesta para los maestros. De hecho, el ministro reitera cada vez que puede que "el salario le ganará a la inflación", pero evitando la cláusula gatillo, vigente en 7 provincias y con cada ministro local para intentar desactivarlas.

Eso es lo que ocurre, por ejemplo, en la negociación entre el Gobierno porteño y los sindicatos, ya que no habrá oferta hasta después de la paritaria nacional, aunque desde Ademys reclamaron por una "recomposición de 2019 e incumplimiento de cláusula gatillo".

"Y sin aumento no comienzan las clases", advirtió uno de los gremios que nuclea a docentes porteños.

Desde varias semanas, el ministro Trotta se está reuniendo por separado con cada sindicato ya que, según fuentes oficiales, "la idea es juntarse para cerrar el acuerdo".

Tres sindicatos docentes adheridos a la CGT -AMET, CEA y UDA- habían solicitado al ministro Trotta, la "urgente convocatoria" a la paritaria nacional y alertaron que esta demora "dilata las negociaciones provinciales llevándolas al límite del inicio de clases".

Estos tres gremios cegetistas marcaron así diferencias con el sindicato mayoritario del sector, la CTERA que integra la CTA de los Trabajadores, y se mostraron menos moderados hacia el gobierno de Alberto Fernández cuando restan unas dos semanas para la fecha prevista para el inicio de las clases, el lunes 2 de marzo, y se sigue sin acordar un mecanismo de actualización salarial.

AMET (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica), CEA (Confederación de Educadores Argentinos) y UDA (Unión de Docentes de la Argentina) advirtieron: "Nosotros no somos responsables si la mentada dilación afecta las negociaciones jurisdiccionales y el normal inicio del ciclo lectivo".

De esta forma, los gremios cegetistas aludieron a la chance de que las clases no se inicien el 2 de marzo, algo que en cambio parece no peligrar desde el punto de vista de CTERA, el sindicato de docentes nacionales más numeroso, que ya manifestó su preocupación por la demora en las paritarias pero sin hablar de paro en ningún momento.

Para Trotta, las negociaciones con los gremios docentes "están muy bien encaminadas"

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, sostuvo que las negociaciones salariales con los docentes están "muy bien encaminadas", por lo cual estimó que no habrá problemas para que se inicien las clases en el país, el mes que viene.

"Estamos haciendo el mayor esfuerzo con la paritaria nacional para llegar a un acuerdo que nos permita empezar las clases el 26 de febrero en dos provincias, el 2 de marzo en el resto del país excepto en Misiones, que arranca el 9 de marzo", enfatizó el funcionario.

Trotta comentó que en las negociaciones salariales "siempre hay miradas opuestas en distintos aspectos del diálogo, pero es importante que todos tomemos conciencia de las dificultades económicas y sociales de la Argentina, y también del problema fiscal que tiene el país".

"Es que nuestra escuela no está exenta de los profundos problemas que enfrenta la Argentina", añadió el ministro.

Días atrás, el ministro ratificó el compromiso de que durante el 2020 "los salarios de los docentes le ganen a la inflación", lo que requerirá "un esfuerzo de las provincias y el Estado Nacional en una realidad fiscal tan compleja" y pidió "responsabilidad", de cara a la paritaria nacional.

Trotta dijo que el objetivo es "proyectar negociaciones de corto tiempo que nos permitan también analizar el impacto de las políticas anti inflacionarias que está desplegando el gobierno, después de un 2019 que dejó la inflación más alta en casi tres décadas".

El ministro aseveró que la idea es alcanzar "un aumento que robustezca la capacidad de compra, con el imperativo de que la inflación baje".

Para el funcionario, las provincias y el Estado Nacional tienen que "hacer el mayor esfuerzo en esta realidad fiscal tan compleja" y pidió también "tener un marco de responsabilidad para colaborar en el proceso de recuperación de la Argentina, que nos va a permitir recuperar todo lo perdido en términos sociales, salariales y económicos".

Por otro lado, al ser consultado sobre la prórroga de la presentación del certificado de escolaridad en ANSES para recibir la Ayuda Escolar Anual, aseveró que "quienes critican la medida no comprenden la gravedad de la situación social en Argentina".

"Hay dos aspectos: uno es que hay una situación de excepcionalidad por la crisis, por lo que los certificados no se estaban presentando con la regularidad que había en otros años", explicó el ministro.

Por otro lado, señaló que "había una merma importante en la escolaridad, a través de un abandono de la escuela en los sectores de mayor vulnerabilidad social, y también un ausentismo crónico, de niños y niñas que certifican la asistencia a la escuela pero faltan más de lo que concurren".

"Queremos prorrogar la presentación del certificado y desplegar lo que es para nosotros más importante", es decir, mecanismos para "ir a buscar a niños y niñas para que vuelvan a la escuela", concluyó.