Filas de quejas en el aeropuerto de Lisboa, que retoma la normalidad tras la huelga

·2 min de lectura

Lisboa, 19 jul (EFE).- El aeropuerto de Lisboa, epicentro de la huelga de la empresa de asistencia en tierra Groundforce, que llevó a cancelar más de 600 vuelos este fin de semana en el país, retoma hoy progresivamente la normalidad, aunque con nutridas filas de pasajeros afectados que buscan información y recuperar sus maletas.

Según la información disponible en la web del aeropuerto de la capital lusa, donde se produjeron más del 90 % de las cancelaciones, este lunes prácticamente todos los vuelos de salida programados han despegado.

Mientras, en las llegadas apenas se registran suspensiones, que se refieren principalmente a rutas procedentes de ciudades brasileñas como Sao Paulo o Fortaleza.

La operación se ha estabilizado tras un fin de semana caótico por la huelga de trabajadores de Groundforce, la principal empresa de asistencia en tierra de Portugal con cerca del 70 % del mercado, que reclaman el pago puntual de sus salarios tras sufrir varios atrasos este año.

También piden la paga extraordinaria de vacaciones.

Más de 270 vuelos de y para Portugal fueron cancelados el sábado y más de 320 el domingo como resultado del paro, la gran mayoría de ellos en Lisboa, donde miles de pasajeros quedaron en tierra y protagonizaron escenas de tensión ante la falta de información que denunciaron tener.

Gran parte de las dudas se referían al estado de las maletas ya facturadas y que muchos de ellos no pudieron recuperar por la huelga tras ver su viaje cancelado.

Esta reclamación es una de las principales que se producen hoy en el aeropuerto de Lisboa, donde las filas para resolver problemas como la programación de vuelo alternativo conviven con la espera para repetir el test de covid que se exige para volar, ya que ha caducado la validez del original negativo que portaban.

Groundforce tiene su capital dividido entre la lusa Pasogal, propietaria del 50,1 %, y la aerolínea portuguesa TAP -bajo control del Estado luso- que ostenta el 49,9 %.

El presidente del convocante Sindicato dos Técnicos de Handling de Aeropuertos, André Teives, dijo en un primer balance del fin de semana a la cadena lusa SIC que tanto Groundforce como el Gobierno son responsables por haber llegado a esta situación, y les acusó de haber tenido "un comportamiento que no es adulto".

El sindicato denuncia que los trabajadores "están en inestabilidad desde hace seis meses", cuando se destapó la grave situación financiera de la empresa a raíz de la caída del tráfico aéreo por la pandemia de la covid.

Asimismo, Teives reiteró que si no hay avances en próximo días para resolver su situación, los trabajadores realizarán otro paro el fin de semana del 31 de julio y 1 de agosto hasta el día 2 de agosto, lunes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente