La FIFA abre expediente a Alemania tras la fea celebración de un gol contra el banquillo sueco

Redacción El HuffPost

La FIFA ha inicado un proceso disciplinario contra dos funcionarios de la federación de Alemania que corrieron hacia el banquillo de Suecia haciendo gestos y aplaudiendo después de que su equipo consiguiera una victoria de último minuto en su segundo partido en el Mundial de Rusia.

El encargado de prensa del equipo, Ulrich Voigt, y el empleado de la Federación Alemana de Fútbol Georg Behlau corrieron hacia el banquillo de Suecia agitando el puño y aplaudiendo después de que Toni Kroos anotara el 2-1 de tiro libre en tiempo de descuento.

El cuerpo técnico de Suecia y los suplentes se levantaron y los enfrentaron inmediatamente. El incidente casi se convirtió en un altercado físico después de que un funcionario sueco empujase a Behlau.

"La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha abierto un proceso disciplinario contra los funcionarios alemanes Ulrich Voigt y Georg Behlau por los incidentes al final del partido de Alemania contra Suecia", ha enunciado el ente rector del fútbol mundial en un comunicado.

Corrieron hacia el banquillo agitando el puño; el incidente fue grabado y se viralizó.

El incidente fue grabado y se viralizó rápidamente, lo que motivó reacciones del técnico y los jugadores suecos. Emil Forsberg ha declarado que el comportamiento de los alemanes fue "aborrecible".

Alemania perdió su primer partido frente a México y su victoria de último minuto ante los suecos mantiene vivas sus esperanzas de avanzar de ronda en el Mundial de Rusia cuando se enfrenten a Corea del Sur el 27 de junio.

La FIFA está controlando mucho el comportamiento de los equipos y sus seguidores este mundial. También ha multado a Dinamarca con 20.000 francos suizos y ha advertido a la Asociación Danesa de Fútbol por los incidentes causados por sus seguidores en el partido contra Australia.

Según el comunicado de la FIFA, esta sanción se debe al lanzamiento de objetos de los hinchas nórdicos hacia los oceánicos, la exhibición de una bandera sexista...

Sigue leyendo en El HuffPost