La fiesta del Girona casi acaba en tragedia tras el susto de la fotógrafa del club

·2 min de lectura
La fiesta del Girona por el ascenso a Primera División casi termina en tragedia. (Foto: EFE).
La fiesta del Girona por el ascenso a Primera División casi termina en tragedia. (Foto: EFE).

La ciudad de Girona vivió uno de sus días más especiales este 19 de junio cuando en apenas unos minutos sus equipos de fútbol y baloncesto ascendieron las principales categorías de sus respectivos deportes. Al día siguiente ambos clubes celebraron juntos con los aficionados por las calles de la localidad catalana sus éxitos, pero la fiesta casi en tragedia después de que la fotógrafa del Girona CF estuviera a punto de precipitarse desde lo alto del autobús descapotable en el que estaban los jugadores.

En un momento de la rúa, el autobús pasó al lado de varios árboles y los jugadores del Girona se agacharon para esquivar las ramas, pero la fotógrafa oficial del club, Nuri Marguí, no las vio, perdió el equilibrio y se precipitó por la parte trasera del vehículo de espaldas.

El canterano Arnau Martínez, que fue uno de los héroes del ascenso del Girona a Primera al marcar el definitivo 1-3 en el Heliodoro Rodríguez López que sentenció la eliminatoria frente al Tenerife, se convirtió también en el héroe de la celebración al sujetar a la fotógrafa del tobillo y evitar que cayera al asfalto en un golpe que hubiera resultado fatal.

Otros dos futbolistas del conjunto rojiblanco, Ramón Terrats y Gabri Martínez, corrieron rápidamente a sujetar a la fotógrafa y entre los tres consiguieron meterla después de nuevo al autobús descapotable.

Justo en ese momento varios agentes de los Mossos d'Esquadra habían salido corriendo hacia el bus para tratar de amortiguar el golpe en caso de que se hubiese caído. Varios aficionados que estaban asistiendo a la celebración grabaron el momento con sus teléfonos móviles.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Afortunadamente, todo quedó en un susto. El autobús paró un momento y, tras comprobar que la fotógrafa se encontraba perfectamente, la fiesta por las calles de la ciudad catalana para celebrar los ascensos del Girona FC y del Básquet Girona continuó.

VÍDEO | Le da una patada al balón en un acantilado con viento y el resultado deja a todo el mundo impresionado

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente