Fiesta de los finalistas en Turín y despedida de los desclasificados a un día de Eurovisión

·1 min de lectura
Fiesta de los finalistas en Turín y despedida de los desclasificados a un día de Eurovisión

La fiebre de Eurovisión se ha desatado en Turín. A pocas horas de la final, la ciudad italiana acoge a sus protagonistas: entre un ensayo y una prueba de sonido, se puede conocer a los artistas con tranquilidad. Como la banda de Moldavia 'Zdob și Zdub and Advahov Brothers', finalista en el certamen.

Rosa Linn, la joven cantante que representaba a Armenia en el concurso, también consiguió el pase a la final. Nos cuenta que ser una de las más jóvenes en Eurovisión significa mucho para ella porque "se da cuenta de que susueño se hizo realidad mucho antes de lo que esperaba".

En el corazón de Turín, la Orquesta Sinfónica Juvenil de Ucrania ofreció un espectáculo alternativo.

Los jóvenes actuaron en la Euro-villa y animaron a su delegación. Sobre los pronósticos que sitúan a su país como ganador, Andrii Murza, violinista, dice que "la competición es una competición, por supuesto. Nadie sabe lo que puede pasar. Estoy seguro de que ahora todo el mundo apoya a Ucrania".

La competición es dura, pero incluso los que fueron eliminados como la boy band eslovena LPS (Last Pizza Slice) se llevan a casa un gran recuerdo. "Actuar en ese escenario era nuestro sueño desde hace mucho tiempo. Lo hemos conseguido, así que estamos muy contentos", aseguran.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente