FF. AA. de Ecuador intervienen las prisiones en un nuevo capítulo de la crisis carcelaria

·3 min de lectura

En el marco del Decreto de Excepción establecido por el Gobierno de Guillermo Lasso, las unidades de seguridad realizan operaciones en los establecimientos carcelarios luego de que un motín dejará más de cien muertos por conflictos entre bandas. La misión es requisar minuciosamente las penitenciarias en búsqueda de armas y evitar nuevas tragedias.

El conflicto que atraviesa el país latinoamericano con las penitenciarías escala de nuevo. Tras el grave enfrentamiento entre reos dentro de los pabellones que incluyó armas de fuego, cortantes y granadas, y el Decreto de Excepción anunciado por las autoridades nacionales que estará vigente durante "60 días a nivel nacional, sin excepción alguna", quienes entraron en acción son las Fuerzas Armadas.

En la madrugada de este jueves 30 de septiembre los uniformados intervinieron el establecimiento del Litoral en una operación de requisas de armas en el lugar donde el martes fueron asesinadas 118 personas y otras 80 fueron heridas en un combate violento entre pandillas.

Pablo Arosemena, gobernador de la Provincia, anunció que es una maniobra en conjunto con la Policía. En su mensaje vía redes sociales describió que esto se desarrolla "en el marco del estado de excepción decretado para continuar retomando el orden".

En Ecuador, la crisis penitenciaria creció en los últimos tres años, arrojando un saldo de fallecidos cada año mayor. En lo que va del 2021, más de 230 presos murieron, siendo Guayaquil el epicentro fogoneado por la alta tasa delictiva. Hasta agosto, 430 transeúntes fueron asesinados en las calles de la ciudad.

Recuperar la paz es la misión del Gobierno Nacional y Provincial

Luego del Decreto de Excepción, la aparición de las FFAA en escena es el primer paso para sofocar el profundo conflicto que estalló en los primeros días de esta semana.

En imágenes oficiales que fueron compartidas por la Gobernación de la provincia de Guayas, en este despliegue también participaron cientos de agentes de los cuerpos de seguridad estatales, incluyendo miembros de unidades de élite.

El presidente de la Nación, Guillermo Lasso, remarcó que es “lamentable que a las cárceles se las pretenda convertir en un territorio de disputa de poder entre bandas delincuenciales” y aseveró que no claudicarán en su objetivo de “recuperar el control” de la cárcel del Litoral.

El problema de Ecuador en materia penitenciaria es profundo debido a que es un país de paso para la droga que sale del país y Colombia hacia Norteamérica, dando lugar a enfrentamientos entre carteles extranjeros, tanto entre sí como contra las Fuerzas Armadas. Si son detenidos, terminan en las cárceles ecuatorianas, cultivando conflictos intercarcelarios.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos repudió los actos violentos que en la Cárcel del Litoral e instó al Gobierno ecuatoriano a investigar “de oficio y con debida diligencia” los motivos que generaron el caos y advirtieron que más de 200 personas murieron este año en problemas penitenciarios.

El antecedente más grave sucedió en febrero, cuando se produjo un amotinamiento en cuatro centros de detención simultáneamente, arrojando un saldo de 80 muertos.

A mediados de septiembre se reiniciaron los problemas en otra prisión de Guayas que fue atacada con drones desde el exterior con tres explosiones que afectaron el techo.

Mientras que el pasado 22, la preocupación escaló luego de que la policía hallara tres armas de fuego, 150 municiones, una granada, doce tacos de dinamita, droga, artefactos explosivos improvisados, una radio "handy", 16 teléfonos móviles, 27 armas blancas, cinco cargadores y más de 200 municiones de distinto calibre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente