El Festival Cervantino arranca la 47 edición con cantos a la diversidad del América

1 / 3
Vista general de la inauguración del 47 Festival Internacional Cervantino este miércoles, en el estado de Guanajuato (México). El festival se llevara a cabo del 9 al 27 de octubre de 2019,. y tiene como país invitado a Canadá y al sureño estado de Guerrero. EFE/ Luis Ramírez

Guanajuato (México), 9 oct (EFE).- El Festival Internacional Cervantino (FIC) arrancó este miércoles en México con cantos a la diversidad de las nacionalidades de América de la mano de los canadienses A Tribe called Red y la colombo-canadiense Lido Pimienta.

"Un mexicano, un colombiano, un salvadoreño y un paraguayo, es un humano", empezó Pimienta acompañada por cuatro músicos y dos bailarines vestidos con ropajes característicos de los indígenas americanos en un abarrotado recinto de la Alhóndiga de Granaditas, en la ciudad de Guanajuato, en el centro del país.

La 47ª Edición de este evento, que llena cada año las calles, plazas y teatros de eventos culturales de todo tipo, empezó por todo lo alto con esta innovadora mezcla de una voz delicada y pura que recuerda a los cantos indígenas combinada con música electrónica de ritmos latinos, tribales y urbanos.

El objetivo del concierto fue "inspirar para que las personas que lo vean hagan algo con su vida que no pensaban posible", explicó Pimienta en entrevista a Efe.

Para ella, la población panamericana tienda a "tener un ladrillo incrustado en los ojos y cemento metido en los oídos" que no les permite escuchar sus propias voces, por lo que con su música quiere conectar con los espectadores para que "se quiten ese colonialismo" que, dijo, "no nos hemos podido quitar todavía".

En un escenario sobrio fueron apareciendo múltiples artistas de distintas disciplinas, quienes fueron los verdaderos protagonistas del espectáculo: desde bailarines de cumbia, hasta danzantes vestidos con trajes característicos de tribus indígenas de distintas partes del continente americano.

Para Pimienta, el espacio para sus compañeros fue algo que surgió de manera natural, y lo mismo con las vestimentas que llevaron, que son las que llevan en sus lugares de origen, por lo que de este modo se evitó de manera evidente la caricaturización.

Asimismo, todos funcionan como un equipo en el que nadie es más.

"Sé que tengo una personalidad muy fuerte pero cuando uno tiene que colaborar todos somos buenos", explicó.

Además, una gran pantalla en la parte trasera del escenario ilustró la pluralidad del continente americano con visuales que contenían imágenes de grupos danzantes, de paisajes naturales, de ataques policiales a personas nativas o racializadas, de lucha libre o de dibujos animados que relacionados con este ámbito.

"Un aplauso para todas las mujeres madres dueñas de su libertad y otro para las que aún no lo son pero pronto lo serán", expresó Pimienta en el intermedio entre dos temas.

La artista mencionó que participar en el FIC es "un honor total" ya que en México se siente muy bien e incluso contempla vivir en el país latinoamericano un tiempo en algún momento de su vida.

Este año, desde el 9 hasta el 27 de octubre, las más de 200 actividades programadas girarán entorno a las migraciones y los invitados serán el estado mexicano de Guerrero y Canadá, quienes enviarán a artistas que participarán en eventos por separado pero también de manera conjunta.

Por parte de Canadá habrá espectáculos ofrecidos por el Royal Winnipeg Ballet o por el grupo de "breakdance" en el que participan personas con discapacidad ILL-Abilities.

El otro protagonista, el estado mexicano de Guerrero, enviará a artistas como la Orquesta Filarmónica de Acapulco o el Colectivo Ometéotl, un grupo de raperos cuyas canciones contienen versos en lenguas indígenas.

El FIC, que es uno de los cuatro festivales más importantes de este formato en el mundo, busca reunir a artistas y público, además de proporcionar formación y potenciar la creación artística.