Premian al periodista Fernando Ónega por su trayectoria y le recuerdan de nuevo su pasado falangista

M. J. Arias
·3 min de lectura

Fernando Ónega, nacido en Lugo en junio de 1947, acaba de ser galardonado con el Premio Ondas Nacional de Radio 2020 a la trayectoria. Un premio a más de 40 décadas de profesión periodística que le ha granjeado multitud de enhorabuenas y felicitaciones, pero que también ha provocado que haya quien revise su currículum para descubrir o recordar que en él figura una relación laboral estrecha con el falangismo como subdirector de Arriba en los años setenta.

El periodista Fernando Ónega ha sido reconocido con el Premio Ondas Nacional de Radio 2020 a la trayectoria. (Foto: Carlos R. Alvarez/WireImage)
El periodista Fernando Ónega ha sido reconocido con el Premio Ondas Nacional de Radio 2020 a la trayectoria. (Foto: Carlos R. Alvarez/WireImage)

Como periodista, en sus primeros años en la prensa escrita ocupó la subdirección del diario Arriba en los setenta. Este era un diario de ideología falangista que fue fundado en origen por José Antonio Primo de Rivera en los años 30. Además, como le recuerdan de manera regular a Ónega, también fue jefe de prensa de la Guardia de Franco.

La trayectoria del periodista gallego es larga y prolífica. En prensa destacan la dirección del diario Ya entre 1985 y 1986 y actualmente es colaborador de varias cabeceras como La Vanguardia y La Voz de Galicia. Además, su perfil señala que desde el pasado año ocupa la presidencia del diario digital 65ymas.com, un medio que se define como “la voz de los Mayores (…) que aspira convertirse en su medio de comunicación de referencia” y que se desmarca como “apolítico, informativo, divulgativo y entretenido”.

Voz reconocible de la radio española, ha pasado en sus muchos años como profesional de la información por casi todas las cadenas nacionales. A finales los setenta entró en la Cadena Ser. De allí se trasladó en 1986 a la Cope, donde permaneció hasta 1990. Y después se mudó a Onda Cero, donde es uno de los habituales.

Y lo mismo en televisión, donde dio sus primeros pasos en los setenta en la pública llegando a ser nombrado Director de Relaciones Externas de la cadena entre 1980 y 1981. En los noventa participaba en los informativos de Telecinco, presentó varios espacios y a finales de la década cambió a Antena 3, donde llegó a conducir la segunda edición del telediario. En la actualidad es uno de los comentaristas recurrentes y habituales de las tertulias informativas.

Además, Ónega también ha hecho dos incursiones como biógrafo. En 2013 publicó Puedo prometer y prometo, biografía de Adolfo Suárez. Un título salido del histórico discurso pronunciado por Suárez y del que él mismo fue autor como director de prensa de la Presidencia del Gobierno durante el mandato de la UCD. En 2015 publicó Juan Carlos I. El hombre que pudo reinar.

Como está ocurriendo ahora, de manera casi regular sucede que alguien le recuerda a Ónega su pasado profesional junto al franquismo. No hace tanto, a raíz de la exhumación del cuerpo del dictador para su traslado, el periodista gallego declaró que “no hay la menor crítica que hacer a este procedimiento. Lo que debemos preguntarnos es por qué no se hizo antes”. Un afirmación que ya entonces hizo que hubiese quien le recordarse su viraje ideológico.

Y como ocurrió con su comentario a la aprobación de sacar a Franco del Valle de los Caídos, ha ocurrido ahora una vez más con el premio a su trayectoria.