Fernández pide procesar como coautor al cuarto detenido por su atentado

Buenos Aires, 22 nov (EFE).- La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, solicitó este martes el procesamiento de Gabriel Carrizo como "coautor" del atentado que sufrió el pasado 1 de septiembre, puesto que las conversaciones que mantuvo con sus contactos esa noche probarían su "rol" en el ataque.

El 26 de octubre, la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (Datip) efectuó una serie de pericias sobre los dispositivos móviles de los dos principales sospechosos, Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, así como de Gabriel Carrizo, cuarto detenido por este hecho y procesado como "partícipe secundario" del mismo.

"Recién intentamos matar a Cristina", "el arma es mía amigo" o "le quiso disparar" son algunos de los mensajes enviados desde el teléfono de Carrizo en la noche del atentado, según consta en el escrito presentado este martes ante la Justicia por los abogados de la también expresidenta (2007-2015).

Por ese motivo, la actual vicepresidenta solicitó procesarlo como "coautor" del delito de tentativa de homicidio agravado, puesto que, según sus abogados, resulta "diáfano que Carrizo tomó parte en la decisión" de atentar contra su vida.

"Atribuirle, solamente, la entrega del arma deja de lado el grueso de la prueba, que lo revela como alguien que participó en la decisión de cometer el hecho y que, incluso, fue un líder dentro del plan criminal", señaló la presentación ante la jueza María Eugenia Capuchetti, responsable de la investigación.

Precisamente, el miércoles la Justicia argentina define si acepta o no la recusación presentada por la vicepresidenta contra la jueza para que sea apartada de la causa.

La defensa de Cristina Fernández también pidió aplicar la figura de "asociación ilícita" contra Sabag Montiel, Uliarte y Carrizo, puesto que sus actividades no estaban destinadas "exclusivamente a matar a la vicepresidenta, sino a desestabilizar al sistema político y constitucional en general".

Asimismo, los abogados de la exmandataria insistieron en la necesidad de identificar a todas las personas con las que se comunicó Carrizo en relación con el atentado y las cite a declarar, al tiempo que solicitaron una nueva declaración indagatoria de Carrizo, Uliarte y Sabag Montiel.

En su primera aparición pública en un acto masivo, el 4 de noviembre, la vicepresidenta señaló que quienes la atacaron aquella noche y quienes, en otros actos previos, hicieron escraches contra ella "no eran indignados", sino "gente pagada por empresarios que se identificaron con el anterior Gobierno, con el macrismo", por el exmandatario Mauricio Macri (2015-2019).

La vicepresidenta sufrió un atentado en medio de las manifestaciones a las puertas de su domicilio que se dieron después de que el 21 de agosto un fiscal pidiera para ella 12 años de prisión por presunta corrupción en los dos periodos en que fue mandataria.

Carrizo es conocido en los medios como jefe de la "banda de los copitos", como se denomina al grupo de vendedores de algodones de azúcar -al que también pertenecían Sabag Montiel, Uliarte y Agustina Díaz, puesta en libertad el 31 de octubre- que se colocaban en medio de las manifestaciones en apoyo a Fernández.

(c) Agencia EFE