Una feria de turismo en Madrid prevé recibir 100.000 personas la próxima semana

·2 min de lectura
Dos policías frente a la entrada de la feria internacional de turismo en Madrid, España, el 24 de enero de 2019

La feria internacional de turismo de Madrid FITUR, una de las más importantes del sector, prevé recibir presencialmente a 100.000 personas de 60 países en su edición del 19 al 23 de mayo, indicaron este jueves sus organizadores.

Según ellos, será "la primera feria presencial" del sector turístico mundial desde el estallido de la pandemia del covid-19.

"El mundo nos está mirando porque, frente a todos los pronósticos, hemos apostado por celebrar presencialmente el mayor encuentro de negocio turístico", declaró en rueda de prensa José Vicente de los Mozos, presidente del comité ejecutivo del palacio de congresos IFEMA donde se celebra el evento.

El objetivo es "impulsar la recuperación del turismo", un sector "vital" para la economía española, añadió.

"Las previsiones de asistencia para esta convocatoria se cifran en torno a 50.000 profesionales nacionales e internacionales, del miércoles a viernes, y se esperan otras 50.000 personas, en las jornadas de público del fin de semana", indicó la organización en un comunicado.

De todos modos, el número de visitantes se reduce drásticamente respecto a 2019, cuando acogieron a 260.000 personas, entre ellos 150.000 profesionales.

Por precaución, el aforo de los siete pabellones empleados, con una superficie de 44.000 m2, se limitará al 50%.

"FITUR va a ser la primera experiencia de movilidad internacional segura tras muchos meses de restricciones", aseguró la organización, que espera 5.000 empresas de los cinco continentes.

Para permitir la entrada de visitantes de fuera de la Unión Europea, el gobierno español otorgó el estatus de "viaje esencial" a este desplazamiento, permitiendo a los profesionales obtener un visado condicionado a presentar un test PCR negativo realizado en las 72 horas previas a la llegada.

Los participantes deberán someterse a nuevos tests durante las jornadas profesionales, una obligación de la que quedará exento el público general.

Eduardo López-Puertas, director general de IFEMA, justificó esta diferencia por el hecho de que los profesionales se pasan el día entero en el recinto y celebran múltiples encuentros en espacios reducidos, mientras que el visitante general suele pasar un máximo de dos horas y se mueven por los amplios pabellones.

También habrá numerosos eventos y debates organizados en línea.

En primavera de 2020, parte del recinto IFEMA, en el norte de la capital, fue transformado en un hospital de campaña para aliviar la presión asistencial en los hospitales madrileños desbordados por la pandemia, especialmente dura en esa zona durante la primera ola.

emi/dbh/tpe/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente