Felipe VI: "No están solos, su duelo es el nuestro"

·6 min de lectura

El más sentido reconocimiento a todas y cada una de las personas que han perdido la vida por la pandemia del coronavirus, así como el indispensable trabajo y esfuerzo que han realizado (y realizan cada día) los profesionales sanitarios e investigadores ha vuelto a resonar con fuerza en la capital de España. El Palacio Real de Madrid ha vuelto a acoger el tercer homenaje de Estado a las víctimas de la COVID y a los trabajadores de la Sanidad y científicos que han logrado avances, un sentido tributo que ha vuelto a estar presidido por los reyes Felipe VI y Letizia.

El monarca ha pronunciado un solemne discurso que ha comenzado repasando los testimonios de los dos anteriores homenajes, en el que ha recordado con especial cariño el “rostro de esperanza en Araceli Hidalgo, la primera vacunada”. Felipe VI ha abierto una ventana a la memoria también para poner el foco sobre algunos de los momentos más simbólicos de los inicios de la pandemia.

Aquellos aplausos de gratitud son hoy aplausos para el recuerdoFelipe VI, rey de España

Cómo “durante más de dos meses”, los españoles salían al balcón para aplaudir y ”ése gesto repetido se convirtió en un mensaje de agradecimiento”. No solo eso, ha subrayado que “esos aplausos transmitían un sentimiento colectivo de solidaridad” y lo que conforman en la actualidad: “Aquellos aplausos de gratitud son hoy aplausos para el recuerdo”.

Así, el rey ha renovado el compromiso con las víctimas y sus familiares que dejó patente en los dos anteriores homenajes: “No están solos, su duelo es el nuestro”. “El mundo entero detuvo su paso para atender a algo que se expandía muy rápidamente”, ha indicado, lamentando que “a pesar de todos los esfuerzos dejaba dolor, soledad... tanta pérdida”.

España es un país justo y solidario, con esperanza en el futuro. Jamás se borrará la impronta de todos los que ya no están entre nosotrosFelipe VI, rey de España

“El personal sanitario se puso en primera línea sin dudarlo, y se enfrentó con coraje a esta nueva enfermedad que se ha llevado la vida de más de seis millones de personas en todo el mundo”, ha recordado el rey. “Seremos siempre conscientes de que la pandemia escribió un triste punto y a parte para muchos ciudadanos españoles”, ha señalado destacando el gran papel de España en materia de inmunización: “Los españoles hemos asumido la responsabilidad de la vacunación con solidaridad”.

Y ha dejado un claro mensaje sobre el mejor rostro que mostró el país: “España es un país justo y solidario, con esperanza en el futuro. Jamás se borrará la impronta de todos los que ya no están entre nosotros”.

De los discursos a la melodía de ‘Lucha de gigantes’

El acto ha estado presidido por los reyes, además de contar con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los ministros y distintos dirigentes autonómicos. También del líder del partido la oposición, el popular Alberto Núñez Feijóo, y de otras personalidades políticas como el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, o el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero.

En la icónica Plaza de la Armería, el homenaje ha arrancado con las intervenciones del jefe de Biotecnología y productos de la Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Agustín Portela y la Directora General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Sandra Gallina.

Portela ha arrancado su discurso compartiendo su sentimiento “por todos aquellos que han fallecido durante la pandemia”, al tiempo que ha reconocido que “este acto hacen que surjan en mí muchos sentimientos diferentes: en primer lugar, tristeza y dolor por los fallecidos”.

Siempre hemos sabido que la salida a esta pandemia vendría desde la cienciaAgustín Portela, jefe de Biotecnología y productos de la Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios

Tras señalar que fue uno más “de los que me asomaba a las ventanas a aplaudir su labor [el de los sanitarios]”, ha tenido unas palabras de agradecimiento para  “destacar el esfuerzo, capacidad de trabajo y vocación de servicio de quienes trabajan en la Agencia del Medicamento”.

Portela ha indicado que ha sido “un éxito sin precedentes ha sido aprobar cuatro vacunas contra la covid-19”. Así, ha sentenciado que “siempre hemos sabido que la salida a esta pandemia vendría desde la ciencia”.

Por su parte, Gallina, pieza clave en la estrategia de vacunación europea, ha realizado un repaso por los momentos claves que devolvieron la esperanza a la población y evidenciaron la importancia de la investigación. “La solidaridad nos llevó a la compra de vacunas en tiempo récord”, ha rememorado, señalando que “en pocos meses obtuvimos vacunas eficaces y que se pudieran distribuir a todos los países”.

La pandemia no ha terminadoSandra Gallina, directora general de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea

No obstante, Gallina ha roto una lanza en favor de la necesidad de no bajar nunca la guardia. “La pandemia no ha terminado”, ha aseverado, destacando que “el desafío continúa” y hay que seguir avanzando para plantar cara a las nuevas variantes del coronavirus mediante la llegada de los sueros adaptados a estas.

Antes del discurso de Felipe VI, se ha guardado un minuto de silencio y ha procedido a la entrega de cuatro Grandes Cruces en representación de los profesionales sanitarios fallecidos, que han recogido familiares y allegados de personas como Andrés Beltrán Baldoví, dedicó los últimos años de su carrera a la atención primaria en el centro de salud de Torrent (Valencia). También de Mercedes Armero, a la que se rindió tributo por su trabajo en el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca (Murcia).

Tras recoger las Grandes Cruces -en realidad se han entregado 37 condecoraciones a miembros de la sociedad civil, continuando tras el final del acto-, Felipe VI y Letizia han realizado una ofrenda floral ante el pebetero que ya es símbolo de estos homenajes.

La artista Alice Wonder ha sido la encarga de poner un broche final tan triste como bello. Ha prestado su voz y sus manos a las teclas del piano para hacer resonar la melodía de Lucha de gigantes, de Antonio Vega. De fondo, los asistentes visionaron un vídeo titulado Un aplauso para el recuerdo, un simbólico paseo por algunas de las imágenes que han marcado la lucha contra el coronavirus.

Una lucha que todavía continúa y que no se debe olvidar.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente