Felipe VI conoce las entrañas del centro de operaciones de la Guardia Civil

1 / 3
Felipe VI, a su llegada al centro de operaciones de la Dirección General de la Guardia Civil, este jueves en Madrid. EFE/Zipi

Madrid, 9 ene (EFE).- Felipe VI ha visitado este jueves la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid para conocer con detalle el funcionamiento del centro de operaciones del instituto armado, desde donde se coordinan todas las acciones en materia de seguridad, orden público, control de fronteras o inmigración ilegal.

El rey ha estado acompañado por el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y del director general de la Guardia Civil, Félix Azón, quienes han expresado a don Felipe el pésame en nombre de toda la Benemérita por la muerte de su tía, la infanta Pilar de Borbón, fallecida ayer, miércoles, a los 83 años.

Como señal de duelo, se ha suspendido el cóctel que estaba previsto al final del recorrido por las instalaciones.

La presencia del jefe del Estado en el mando de operaciones de la Guardia Civil se enmarca en las visitas que hace periódicamente a distintas unidades militares.

Fue don Felipe precisamente quien inauguró como príncipe en octubre de 2013 este centro, que inicialmente tenía como principal misión el control marítimo para detectar el tráfico de inmigración irregular, el narcotráfico o el rescate de embarcaciones.

En la actualidad, la sala de operaciones, equipada con seis pantallas gigantes y varios hileras de puestos de seguimiento informático, supervisa todas las incidencias sobre cualquier ámbito que comunican las unidades de la Guardia Civil desplegadas en España o en el exterior.

Para comprobar en persona su funcionamiento, el monarca ha entablado conexión con una patrulla de tráfico que estaba desarrollando un control en la provincia de Toledo en la carretera A42.

"Al habla el rey. ¿Con quién hablo, por favor? Buenos días, teniente Sánchez", ha comenzado la conversación, que se ha desarrollado mientras Felipe VI veía imágenes de la labor de esa patrulla a través de imágenes tomadas desde un helicóptero.

"Muchas gracias y buen servicio", ha concluido el rey, que ha vestido uniforme de diario de capitán general del Ejército de Tierra.

Posteriormente, ha participado en una videoconferencia con varias unidades de la Guardia Civil, entre ellas, el centro de coordinación de Canarias, el de Ceuta y Melilla y el destacamento en Nuadibú (Mauritania), donde se vigila el tránsito de cayucos.

Antes de la visita al 'corazón' del centro de operaciones, Felipe VI ha participado en una reunión con los mandos para conocer con minuciosidad cómo ha adaptado la Guardia Civil sus métodos de trabajo ante las principales amenazas en materia de seguridad, como la lucha contra la inmigración ilegal y el narcotráfico o los delitos cibernéticos.

Estaba previsto que el encuentro en la llamada "sala de crisis" durara unos 45 minutos, pero el interés mostrado por el monarca lo ha prolongado una hora y media.

En la reunión, además de Grande-Marlaska y de Azón, han estado la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, y el jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, teniente general Fernando Santafé.

La visita del monarca a la Dirección General de la Guardia Civil, donde ETA cometió un atentado en noviembre de 1988 que costó la vida a dos personas, entre ellas, un niño de dos años, tiene lugar tres días después de la celebración de la Pascua Militar.

En esa ceremonia, don Felipe dedicó palabras de elogio a la Guardia Civil por su "constante y ardua labor en favor de la seguridad y bienestar de todos los españoles".

"Por su lealtad y compromiso con el Estado de Derecho han sido y son un pilar fundamental en el desarrollo del país", afirmó don Felipe, que el pasado mes de mayo presidió, junto con la reina Letizia, el acto central con el que se conmemoró el 175 aniversario de la Guardia Civil.

El instituto armado ha sido objeto de debate en los últimos días después de que el PSOE haya pactado con el PNV transferir a Navarra las competencias de tráfico.