Feliciano López da que hablar con su mensaje a un líder político: "Me representa"

Álvaro Palazón
·Periodista en El HuffPost
·2 min de lectura
Feliciano López. (Photo: GTRES)
Feliciano López. (Photo: GTRES)

El tenista Feliciano López suele compartir sin ningún tipo de problema sus ideas políticas en sus redes sociales. El deportista, comentarista de la actualidad en Twitter, ha cargado en varias ocasiones contra varios políticos de izquierdas en su perfil.

Hace unas semanas habló, sin nombrarlo, del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. Y hace meses respondió directamente a un tuit de Alberto Garzón, ministro de Consumo, sobre el 14 de abril, Día de la República.

El deportista también ido comentando en Twitter los altercados en Barcelona y en Madrid tras la entrada en prisión del rapero Pablo Hasel. “Normalidad democrática es destrozar todo lo que a uno le viene en gana para posteriormente acusar a la policía de abuso de la fuerza. Sí se puede”, afirmó.

Esa “normalidad democrática” en clara referencia a las palabras del líder de Unidas Podemos en una entrevista a Ara en las que aseguró que en España “no hay una situación de plena normalidad democrática”.

″¿Qué tal las nuevas Nike antisistema?”, dijo después al ver los saqueos que se produjeron durante los disturbios en la ciudad condal.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Uno de los políticos de izquierdas a los que más se refiere López es Garzón. Hace unos días, el deportista se mofó en Twitter de un lapsus del ministro de Consumo, que un vídeo dijo por error “proponido”.

“Qué es lo más increíble que os han proponido últimamente???”, se preguntó hace unos días.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ahora, el deportista ha mostrado su simpatía por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que en la noche del martes acudió como invitado a El Hormiguero, el programa de Pablo Motos en...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.