Feijóo dice que Vox tiene que decidir si apoya al PP o prefiere al PSOE

Los presidentes de Asturias, Andalucía y Galicia, Javier Fernández, Susana Díaz y Alberto Nuñez-Feijóo, durante el acto de conmemoración del cuarenta aniversario de la Constitución presidido por el Rey en el Congreso. EFE

Madrid, 6 dic (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez-Feijóo, ha advertido hoy de que es Vox el que tiene que decidir si apoya al PP y permite que Juanma Moreno sea investido presidente de la Junta de Andalucía y si quiere dar "una oportunidad" a PP y Ciudadanos en esta región.

"Vox tiene que decidir si apoya a nuestro candidato, nosotros no tenemos que decidir si apoyamos a Vox", ha dicho Feijóo, quien ha defendido también que el candidato a apoyar sea Moreno y no otro porque ha sido "el mas votado en la lista de partidos que se comprometieron a un cambio en Andalucía".

En declaraciones a los periodistas tras asistir al acto de conmemoración del cuarenta aniversario de la Constitución, el presidente gallego, que siempre ha defendido que gobierne la lista más votada y ayer mismo volvió a hacerlo, ha admitido que éste no es el tablero en el que le gustaría jugar, pero es el que hay.

"La excepción se ha convertido en regla, lamentablemente, en muchos ayuntamientos y comunidades, y ya incluso en el Gobierno central", ha añadido.

Pero ha aclarado que mientras los socialistas "impongan" ese tablero, porque no se avienen a una reforma electoral para que gobierne la lista más votada, el PP tendrá que jugar con esas normas y así lo va a hacer en Andalucía.

Antes, en una conversación informal con periodistas, Feijóo ha admitido su sorpresa por la fuerte irrupción de Vox en el Parlamento andaluz, pero ha rechazado la idea de que todos los votos a ese partido procedan del PP.

Y ante la posibilidad de que dicha irrupción se extienda en toda España ha descartado que pueda pasar en Galicia y ha considerado que el PP debe estar "orientado y seguro" de su discurso y su estrategia.

También ha rechazado la idea de que el PP haya endurecido su discurso para confrontar a Vox y ha manifestado que ese partido no puede "dar lecciones de cómo defender la unidad de España de España".

Atribuye la entrada de Vox en Andalucía al malestar ante la situación en Cataluña o con un Gobierno que nació de una moción de censura apoyada por los partidos que no respetan la Constitución.

Pero ha insistido en que en Galicia el PP ha demostrado ser "garantía" de que el nacionalismo no gobierno y los gallegos saben muy bien que la estabilidad es "un valor cada vez más escaso y al alza".

"Vox no nos va a dar lecciones sobre cómo defender la nación, la Constitución y el Estado de las autonomías", ha añadido.