Feijóo pide "imitar" y no solo "lamentar" la atracción inversora de Portugal

Agencia EFE
·3 min de lectura

Salvaterra de Miño (Pontevedra), 12 feb (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha hecho este viernes un llamamiento a "imitar" desde Galicia la competitividad de Portugal y su capacidad para atraer inversiones, en vez de "lamentar", y para ello ha insistido en agilizar la burocracia y en rebajar la fiscalidad.

"O competimos de verdad" o Galicia asistirá a "una crónica de empresas que se van" al país vecino, ha proclamado Feijóo, quien ha pedido a las otras administraciones que imiten a la Xunta, que desde 2016 ha bonificado suelo industrial por más de 64 millones y ha promovido una ley de reactivación que el Parlamento votará este mes.

Feijóo ha lanzado esta advertencia y este ruego en el acto de inicio de las obras de construcción de la nueva planta del grupo conservero Hijos de Carlos Albo en la plataforma logística e industrial Salvaterra-As Neves, conocida como la Plisan, que tras años de múltiples vicisitudes hoy "empieza a alzar el vuelo".

Han pasado casi cinco años desde que la empresa china Shanghai Kaichuan Marine International adquirió la centenaria conservera gallega (tiene 153 años), y es ahora cuando su apuesta empieza a ganar visibilidad con la construcción de una fábrica en la que invertirá unos 30 millones de euros.

Tendrá una superficie útil de unos 25.000 metros cuadrados y la previsión es que las obras estén finalizadas en un plazo de 18 meses.

Yong Wuang, miembro del consejo de administración de Albo, ha destacado que el reto de futuro es preservar la calidad como consigna y aprovechar "el talento y la profesionalidad" de la plantilla de la conservera, a la vez que dotar a la marca de mayor "solidez y prestigio".

Todo ello a través de una fábrica, la que construye en la Plisan, "con todos los avances tecnológicos", mayor capacidad productiva -podrá procesar unas 100 toneladas de pescado y marisco al día-, y "respetuosa" con el medio ambiente.

No en vano, contará con 3.000 paneles solares con capacidad para generar energía suficiente para abastecer 600 hogares, además de equipos de aerotermia para calentar agua.

Alberto Núñez Feijóo ha rememorado su viaje de hace casi cuatro años a China para buscar inversores para Galicia y ha agradecido a las autoridades del gigante asiático el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Ha invitado a los inversores chinos en Albo a que si tienen algún proyecto susceptible de colaboración público-privada, que lo planteen para su eventual financiación con cargo a los fondos europeos de reconstrucción.

También ha recordado que siendo vicepresidente de la Xunta en 2003 y 2004 se encontró con "uno de los problemas más enrevesados" en cuanto a la adjudicación de suelo industrial, la Plisan, hoy por hoy "un buen lugar donde invertir y desarrollarse".

Igualmente, ha sacado a colación el impulso que bajo su presidencia se le dio a la conexión de esta plataforma logística e industrial con la autovía de las Rías Baixas, sin la cual, ha dicho, el proyecto "seguiría empantanado" en un marasmo de "recursos, pleitos y dificultades".

Antes que Feijóo, el presidente del Puerto de Vigo, Jesús Vázquez Almuíña, ha reivindicado la conectividad ferroviaria de la Plisan, que aparte de atraer más tráficos contribuirá a paliar la falta de espacios.

Respecto a esta cuestión, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, ha lamentado que "algunos todavía parecen no enterarse" de que empresas del complejo mar-industria apuesten por localizaciones alejadas de la costa, siempre que estén bien comunicadas.

Un reproche velado a la Xunta y sus críticas a la Ley de cambio climático, que su presidente llegó a tachar de "una modificación por la puerta de atrás" de la Ley de costas.

(c) Agencia EFE