Feijóo pide al Gobierno que priorice proyectos y no aplique "café para todos"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Santiago de Compostela, 17 nov (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido este martes al Gobierno que "se fije bien" en los proyectos estratégicos y que pueden cambiar la economía de una comunidad autónoma y que no aplique "café para todos" a la hora de presentar las propuestas a los fondos europeos Next Generation.

En un encuentro telemático con el presidente de Asturias, Adrián Barbón, organizado por los diarios La Voz de Galicia y La Voz de Asturias, el titular de la Xunta ha defendido que el criterio del Gobierno central no puede ser "café para todos ni aprovechar para acabar autovías que faltan por hacer".

Ha apostado, en cambio, por los proyectos "estratégicos" que los distintos gobiernos autonómicos han presentado en colaboración con el sector privado y que pueden ayudar a mejorar la competitividad de sus economías.

En su opinión, estos fondos, de los que España recibirá 140.000 millones de euros, son una oportunidad para transformar las economías de las autonomías y ha destacado la buena posición de Galicia y de Asturias, con iniciativas a favor de las materias primas, los recursos naturales y el sector primario, que forman parte de la filosofía con la que nacen estos fondos.

Por este motivo se ha manifestado en contra de un reparto de fondos que prime el peso poblacional, ya que de este modo el Gobierno contribuiría a hacer una España "más asimétrica".

"Lo lógico es que sirvan para equilibrar las rentas y que se tenga en cuenta la dispersión poblacional y el envejecimiento", ha añadido Núñez Feijóo, que ha apuntado también a otros factores como la descarbonización, en el caso de Asturias, o el peso "muy potente" de la industria electrointensiva en Galicia.

Según el presidente gallego, es "clave" que el país acierte con los sectores que quiere potenciar en los proyectos que presente a Europa y ha destacado la importancia de la participación de las empresas.

"Si una empresa está convencida de que tiene un proyecto viable tiene que arriesgare, los proyectos que necesiten cofinanciación deben tener prioridad", ha señalado Núñez Feijóo, que ha destacado el peso del sector forestal, del sector primario y de la automoción en las apuestas gallegas para captar fondos.

En su intervención, Núñez Feijóo ha pedido, además, que el presupuesto estatal no abandone a las regiones del noroeste y ha incidido en la necesidad de apostar por el corredor atlántico.

Ha aprovechado también para avanzar que esta semana, el próximo viernes 20, la Xunta presentará su presupuesto, con el que prevé agotar el techo de gasto aprobado la pasada semana en el Parlamento y que se eleva a más de 11.600 millones, casi un 15 % más que el año anterior.

En ese presupuesto primará el control del gasto corriente, ha dicho, así como las inversiones, con la idea de invertir entre 2021 y 2022 lo que se haría hasta 2024, para lo que la Xunta destinará 2.500 millones de euros.

El presidente gallego ha defendido en su intervención que estas cuentas, que estarán aprobadas en febrero, ha calculado, junto con la con los fondos europeos, supondrán una oportunidad para reactivar la economía y luchar contra las consecuencias de la pandemia.

Además, ha añadido, el Gobierno gallego aprobará una ley que será "un estriptis administrativo de primer nivel" y que busca reducir a la mitad el tiempo de respuesta en los trámites burocráticos para activar proyectos.

Durante la charla, Núñez Feijóo ha incidido en la importancia del sector primario y en el papel relevante que jugó en la primera fase de la pandemia el rural, donde se demostró que la calidad de vida es muy superior a las ciudades desde el punto de vista saludable.

De este modo, ha apostado por potenciar otra de las líneas de los fondos europeos, la digitalización, que permitirá a muchas personas vivir y trabajar en este entorno rural, lo que además servirá para revitalizar estos lugares y combatir la dispersión geográfica y el envejecimiento.

En cualquier caso ha abogado por mejorar las infraestructuras de comunicación internas y por buscar un sistema que no penalice, ya que los peajes actuales suponen una merma en la competitividad frente a otras autonomías que no los tienen.

(c) Agencia EFE