Feijóo pide un debate con Sánchez en el Senado, este acepta el cara a cara y ahora el PP pone pegas por ser un debate limitado

·2 min de lectura
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)
Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (Photo: Europa Press News via Europa Press via Getty Images)

Sánchez y Feijóo volverán a verse las caras en el Senado. El presidente del Gobierno asistirá por petición propia a la Cámara Alta para abordar y analizar el plan de ahorro energético del Gobierno convalidado por el Congreso el pasado jueves. Así lo ha anunciado este martes la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

Pese a ser una petición propia, a su vez, suponía recoger el guante del presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, que le pedía volver a verse las caras.

Y la cita, será el próximo 6 de septiembre. “El martes será una buena ocasión para saber cuál es el modelo energético del PP, y poner en valor el plan del Gobierno que es un ejemplo en Europa”, ha anunciado el presidente del Senado en Twitter.

Sin embargo, pese al anuncio, desde el Partido Popular han criticado este hecho por poner límites al debate que será la explicación de un decreto ya convalidado y por tanto lo consideran como un debate “parcial”.

Durante una entrevista en Cuatro, el vicesecretario de Economía del PP, Juan Bravo, ha instado al Gobierno a tener un debate más general que aborde temas como los impuestos, la inflación o la deuda pública y no centrar el debate en unas medidas que ya han sido aprobadas y votadas en el Congreso.

“A los ciudadanos les gustaría que Sánchez y Feijóo les hablasen de cuáles son las dificultades y cuáles las propuestas de solución que ofrecen ambos, para que puedan decidir y valorar”, ha expresado.

“Oposición negacionista”

La crítica del PP al debate de la próxima semana en el Senado ha generado las primeras reacciones en las filas socialistas. Uno de los primeros en pronunciarse ha sido Rafael Simancas, diputado socialista, que ha denunciado la oposición negacionista.

“El PP pide un debate en el Senado. Planteamos un debate. El PP se opone al debate”, ha denunciado al mismo tiempo que ha cuestionado si “les tiemblan las piernas”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR