Feijóo, cinco meses huyendo de Abascal: apenas un intercambio de mensajes y sin reunión a la vista

·4 min de lectura
Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal (Photo: EFE)
Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal (Photo: EFE)

Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal (Photo: EFE)

El PP quiere pasar página de la ya conocida como foto de Colón. Alberto Núñez Feijóo cree que la postura teóricamente moderada le está funcionando en su estrategia para desbancar a Sánchez de la Moncloa y aspira a quedarse con todo el pastel para él. Esto es, aunar todo el voto de centroderecha en torno a su partido. Y, en consecuencia, no quiere compartir foco con Ciudadanos y, principalmente, con Vox.

De hecho, aunque los números no le dan para ello según la totalidad de encuestas, ve en el PNV un socio más cómodo y fiable que el partido de Santiago Abascal. Algo que provoca malestar en un sector de los suyos.

Desde que Feijóo asumió en abril la presidencia del PP, no ha habido encuentro alguno con el líder de Vox. Ni en público ni en privado. Tal como confirman fuentes del partido, entre ellos sólo ha existido un mero intercambio de mensajes por teléfono en estos últimos cinco meses.

De hecho, Feijóo ha hecho todo lo posible para no coincidir con Abascal en ningún acto o evento. El último ejemplo lo pudimos ver este domingo en la manifestación convocada por la plataforma Escuela de Todos para reclamar que el castellano sea lengua vehicular en todos los colegios catalanes y se utilice al menos en una cuarta parte de las horas lectivas en Cataluña, como dictó la Justicia.

Dicha marcha, de claro sesgo propagandista para los partidos, fue apoyada por PP, Ciudadanos y Vox. A Barcelona se trasladaron Santiago Abascal e Inés Arrimadas, pero no así Feijóo. El presidente del PP prefirió no modificar su agenda y citar en Toledo a parlamentarios de toda España y a sus ‘barones’ territoriales en un acto que servía como arranque de la carrera por las elecciones autonómicas y municipales del próximo año.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el líder del partido en Cataluña, Ignacio Garriga, durante la manifestación de este domingo en Barcelona (Photo: EFE)
El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el líder del partido en Cataluña, Ignacio Garriga, durante la manifestación de este domingo en Barcelona (Photo: EFE)

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el líder del partido en Cataluña, Ignacio Garriga, durante la manifestación de este domingo en Barcelona (Photo: EFE)

A Cataluña envió como su representante a la número dos, Cuca Gamarra, que tuvo que compartir espacio con los líderes de Ciudadanos y Vox, además de con su antecesora como portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo. Una parte del PP, incluidos barones territoriales, interpretó rápidamente que Feijóo no quiso tener su propia fotografía de Colón, como la que persiguió política y mediáticamente a Pablo Casado. Pero esta decisión incomodó a un sector del partido, aunque sus críticas solo se escucharon en privado. A raíz de esta ausencia de Feijóo en Barcelona, un histórico del PP recordaba el día que Mariano Rajoy “plantó” a las víctimas del terrorismo en una de sus manifestaciones, en 2011 víspera de las generales, porque, como para el hoy líder popular, “todo es economía”.

Para contrarrestar las críticas, Feijóo - desde Toledo, eso sí - anunció que cuando llegue a la Moncloa utilizará “todos los instrumentos del Estado” para revertir el incumplimiento de las sentencias sobre el español en las aulas. “El PP no podía faltar en Cataluña manifestándose por la libertad, la ley y la defensa de nuestra idioma”, afirmaron oficialmente, con Gamarra en las fotografías. En Génova se reivindica la “cordialidad lingüística” en Cataluña.

Pero no ha sido la única vez que el líder del PP huye de esa temida foto con Abascal. En abril, Feijóo también prefirió no acudir a la toma de posesión de Fernández-Mañueco como presidente de Castilla y León en el primer gobierno de coalición de PP y Vox. Una vez más, el gallego se escudó en “problemas de agenda” para no coincidir con Abascal - que sí se trasladó a Valladolid - y en su lugar también acudió Cuca Gamarra.

Alberto Núñez Feijóo (Photo: EFE)
Alberto Núñez Feijóo (Photo: EFE)

Alberto Núñez Feijóo (Photo: EFE)

El contacto entre Feijóo y Abascal, de momento inexistente

Desde que se hizo con el poder en el PP, son muchas las variopintas excusas que Feijóo ha encontrado para eludir el encuentro con Abascal. Cuando Feijóo fue nombrado líder de su formación, el de Vox tomó la iniciativa y le envió un mensaje felicitándole por su nombramiento. El gallego respondió de forma cortés y quedaron en mantener una reunión que, hasta la fecha, aún no se ha producido.

Al principio se decía desde el PP que no había motivos reales para fijar esa cita y después que se produciría cuando la agenda de Feijóo “lo permitiera”. Así despachó el asunto el vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local del PP, Pedro Rollán, cuando fue preguntado por esta cuestión el pasado mes de julio.

El PP prioriza al PNV sobre Vox

En un desayuno informativo, hace sólo unos días, Feijóo dejó caer que se vería con Abascal a lo largo de septiembre. Cita que, de momento, no se ha concretado a pocos días de acabar el mes. Lo más que admite Génova es que ese encuentro se celebrará, pero como también otras con responsables de otros partidos. Y ponen el acento en la cita con el PNV para un posible pacto tras las generales, tal y como ya ha publicado El HuffPost.

Unos planes que las encuestas no avalan ya que, a día de hoy, todas apuntan a que el PP necesitará a Vox para gobernar. Un extremo también defendido por el ala dura de la formación, hoy en hibernación.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

También te puede interesar...