Rivales ven en el debate inicio del fin de Feijóo y él un "todos contra uno"

Santiago de Compostela, 30 jun (EFE).- Las fuerzas de la oposición han coincidido en señalar este martes que el debate electoral de la CRTVG fue el inicio de la derrota del presidente de la Xunta de Galicia y candidato del PPdeG a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, quien afirma que fue un “todos contra uno”, en este caso, él.

Feijóo ha apuntado que "toda Galicia" pudo ver cómo "cuatro candidatos que representaban a diez partidos" estaban "de acuerdo en un solo objetivo", que no vuelva a ser presidente, y que otros dos, Ciudadanos y Vox, buscaban lo mismo "por un sentido distinto", ya que cualquier voto a estos dos partidos "resta opciones" a una nueva mayoría absoluta del PP.

Con respecto a la petición de la candidata del BNG, Ana Pontón, de que participase en más debates, Núñez Feijóo ha dicho estar dispuesto a un “cara a cara”, como había planteado el candidato del PSdeG, Gonzalo Caballero, aunque “sólo si el multipartito escoge a un candidato”.

En todo caso, el candidato ‘popular’ ha lamentado que se hablase mucho de él, mientras que su discurso, ha añadido, se centró en Galicia. "Mi programa electoral, mi vida política, mi compromiso", ha dicho.

El candidato socialista, Gonzalo Caballero, se ha proclamado como vencedor de un debate en el que -afirma- se pudo ver a un Núñez Feijóo “totalmente sobrepasado” por la situación.

“Se ha podido ver con claridad que en Galicia hay un proyecto y un líder agotados del PP y, frente a él, un proyecto de futuro liderado por el PSdeG”, ha asegurado Caballero, quien entiende que el debate ha sido “un detonante para el cambio”.

La cabeza de cartel del BNG, Ana Pontón, cree que el debate “sirvió para poner de manifiesto que la alternativa al PPdeG es el BNG”, una formación “que tiene un proyecto de futuro para enfrentar los cambios que necesita esta situación”.

“Sería necesaria una segunda vuelta, ya que quedaron muchos temas pendientes y nos preocupa que el próximo 12 de junio haya abstención, algo que siempre es una mala noticia para la democracia”, ha agregado.

Para el aspirante de Galicia en Común-Anova-Mareas, Antón Gómez-Reino, el debate a siete sirvió para evidenciar “no sólo que hay partido, sino que se inició la remontada definitiva de las fuerzas de izquierda” de cara el 12-J.

La representante de Ciudadanos, Beatriz Pino, ha celebrado que el debate haya servido para poder trasladar sus “políticas naranjas” a los gallegos, si bien también se ha referido al “temor” que provocaba “ver cómo nacionalistas y populistas se entendían tan bien”, lo que visualiza “el peor escenario posible, con una pinza con Gonzalo Caballero”.

El candidato de Marea Galeguista, Pancho Casal, ha visto con “preocupación” el debate ante la “ausencia de respuestas” a cuestiones como la apertura de centros de día, a la vez que también ha apreciado una “falta de concreción” en las formaciones de la izquierda, todas ellas “con ataduras en Madrid”.

Por su parte, desde Vox aseguran que el encuentro les ha permitido “presentarse ante los gallegos”, quienes han podido comprobar “que Vox está en Galicia para quedarse” y que tiene “un proyecto real para solucionar sus problemas”, basado en “garantizar el bienestar de todos los gallegos y no sólo de los políticos”.

(c) Agencia EFE