Fedea calcula que los ERTE evitaron un paro del 40 % pese a su ineficiencia

·1 min de lectura

Madrid, 2 jun (EFE).- La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) calcula que los instrumentos de flexibilidad laboral implementados durante la pandemia, como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), evitaron que la tasa de paro se disparara al 40 % pese a que implican cierta ineficiencia.

El estudio "Despidos temporales, reducción de jornada y COVID-19: el caso de un mercado laboral dual" publicado este miércoles por Fedea examina los mecanismos de flexibilidad laboral puestos en marcha en España durante la pandemia.

Sus cálculos apuntan a que estos instrumentos evitaron que la tasa de paro agregada se incrementara por encima del 40 % en 2020, aunque también advierten de "costes de peso muerto" dado que estas ayudas provocan algunas ineficiencias.

En concreto, Fedea señala que mecanismos como los ERTE han mantenido a trabajadores en puestos poco productivos que en un escenario sin subsidios deberían haber sido destruidos.

Así, el estudio concluye el mantenimiento del empleo gracias a mecanismos de subsidios "puede tener algo de ilusión de corto plazo", ya que, por ejemplo, la tasa de paro no incluye los afectados por ERTE ni la población que ha pasado a la inactividad.

"Mantener por mucho tiempo esta situación, que podríamos llamar de dopaje económico de nuestro mercado de trabajo no es sostenible" desde el punto de vista fiscal o de eficiencia económica, advierte, ya que retrasa ajustes necesarios incluso desde antes de la crisis.

(c) Agencia EFE