La Fed mantiene tasas y cree transitorio el débil crecimiento de EEUU

El edificio sede de la Reserva Federal, en Washington, en enero de 2015

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos mantuvo intactas el miércoles las tasas de interés y consideró "transitorio" el enlentecimiento del crecimiento de la mayor economía mundial en el primer trimestre.

Como esperaban los analistas, las tasas se mantuvieron en un rango de entre 0,75% y 1%, según el comunicado emitido tras la reunión de dos días del comité de política monetaria de la Fed (FOMC).

El texto que explica la decisión parece fortalecer la perspectiva de otros dos aumentos en el correr de este año, probablemente en junio o setiembre.

Según el FOMC, el tímido crecimiento del primer trimestre, cuando el PIB tuvo una expansión de 0,7%, la menor en tres años, fue algo ocasional. El FOMC enfatizó que siguen siendo sólidos el mercado de trabajo y la contratación de empleados.

"El Comité observa el enlentecimiento del crecimiento en el primer trimestre como algo probablemente transitorio y sigue esperando que, con graduales ajustes en la política monetaria, la actividad económica se expanda a un ritmo moderado", dice el comunicado.

"El mercado de trabajo sigue fortaleciéndose aún cuando el crecimiento de la actividad económica se aminoró", afirma el FOMC que destaca "sólidos" aumentos en el empleo y una nueva baja de la tasa de desempleo, que actualmente es de 4,5%.

- Mercado de trabajo -

Los datos de abril del mercado laboral se conocerán el viernes. Los analistas esperan un aumento de la creación de empleos a 180.000 aún cuando esperan que también suba un poco el desempleo a 4,6%.

En abril, solo el sector privado genero 177.000 puestos de trabajo, según la encuesta mensual de ADP publicada el miércoles. Esa es el número más débil desde octubre pero igualmente muestra un ritmo sostenido de generación de trabajo.

La Fed aumentó las tasas en marzo y en diciembre debido a la sostenida creación de puestos de trabajo y algunas presiones al alza de los precios.

Esos aumentos fueron decididos, además, en medio de la ola de optimismo generado por la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca con la promesa de aumentar el gasto en infraestructura y rebajar impuestos a fin de apurar el crecimiento económico de Estados Unidos.

Muchos economistas también restaron importancia a la debilidad del primer trimestre, que en buena parte se debió a un menor gasto de los consumidores. Esos economistas advirtieron que los primeros trimestres de los últimos años no han sido totalmente buenos.

El comunicado dice que mientras el gasto de los hogares creció modestamente, "siguen siendo firmes los fundamentos que apuntalan el crecimiento del consumo".

Entretanto, y pese a que algunos indicadores de precios bajaron en marzo, la inflación a 12 meses sigue cerca de la meta de 2% que la Fed considera óptima.

Los datos de inflación presentados el lunes mostraron que el índice PCE, que la Fed toma como referencia, efectivamente declinó y permanece por debajo de 2%. Además un componente clave del índice tuvo su primera baja en 16 años.

Una minoría de economistas predijo que la Fed podría ser menos agresiva con el aumento de las tasas y podría esperar a setiembre antes de volver a subirlas.

Empero, la Fed no dio este miércoles ningún indicio sobre eso y, en cambio, repitió lo que ha sido constante en sus pronunciamientos: "El Comité espera que las condiciones económicas evolucionen de manera que aseguren graduales aumentos de las tasas".

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines