Las grandes fechas del desafío independentista en Cataluña

·3 min de lectura
Una manifestación independentista catalana convocada por las organizaciones Asamblea Nacional Catalana y Omnium Cultural, contra la condena de los líderes separatistas por el intento de secesión de 2017, en Barcelona, el 26 de octubre de 2019

Escenario de una tentativa de secesión en 2017, Cataluña regresa este domingo a las urnas para unas elecciones regionales de resultado abierto y marcadas por la pandemia del covid-19. Estas son las grandes fechas de la crisis separatista.

- Independencia abortada -

El 6 de septiembre de 2017, los diputados independentistas, mayoritarios en el Parlamento catalán desde 2015, aprueban una ley para organizar un referéndum de autodeterminación.

Prohibida por la justicia, la consulta se realiza el 1 de octubre, una jornada recordada por las imágenes de violencia policial que recorrieron el mundo.

El gobierno separatista de Carles Puigdemont anuncia la victoria del sí con 90%, un resultado no verificado independientemente.

El 3 de octubre, el rey Felipe VI solicita restablecer el orden constitucional en una dura e inusual alocución televisada, mientras centenares de miles de personas protestan contra la violencia policial en medio de una huelga general en Cataluña.

El 27 de ese mes, 70 de los 135 diputados del Parlamento regional aprueban una declaración unilateral de independencia, que se queda en letra muerta.

Inmediatamente después, el gobierno central del conservador Mariano Rajoy suspende la autonomía regional de Cataluña, destituye su ejecutivo y disuelve su Parlamento.

- Detenciones y elecciones -

El 2 de noviembre, ocho miembros del gobierno catalán, entre ellos el vicepresidente Oriol Junqueras, son detenidos y puestos en prisión provisional. Puigdemont, huido a Bruselas, es objeto de una orden de arresto europea.

Las nuevas elecciones regionales tienen lugar el 21 de diciembre. Con sus líderes encarcelados o fuera del país, los independentistas obtienen 47,5% de los votos, conservando una mayoría de 70 diputados en el Parlamento.

Casi seis meses más tarde, el 2 de junio de 2018, se instala un nuevo gobierno catalán dirigido por el separatista Quim Torra, aliado cercano de Puigdemont. Cataluña recupera su amplia autonomía.

En Madrid, ese mismo día, el socialista Pedro Sánchez asume como presidente del gobierno español.

Llegado al poder en parte gracias a los votos de los separatistas, que apoyaron su moción de censura que desplazó del poder a Mariano Rajoy, Sánchez hizo del diálogo en Cataluña una prioridad, si bien excluyó un referéndum de autodeterminación.

- Condenas y barricadas -

Pero el diálogo se rompió antes de que el 12 de febrero de 2019 se iniciara el histórico juicio a 12 dirigentes independentistas catalanes por su papel en la tentativa de secesión.

El 14 de octubre, el Tribunal Supremo condenó a nueve de ellos, incluido Junqueras, a penas de entre nueve y trece años de prisión.

Tras el anuncio de la sentencia, miles de militantes catalanes salieron a las calles, cortaron avenidas, vías de tren e intentaron paralizar la actividad del aeropuerto de Barcelona, segunda ciudad española.

Escenas de guerrilla urbana, con barricadas ardiendo y choques entre manifestantes y policías antidisturbios, sacudieron Cataluña durante varias noches.

- Acercamiento -

Reconducido al poder en enero de 2020, Pedro Sánchez recibió el apoyo del partido Izquierda Republicana (ERC) de Junqueras a cambio de la apertura de una negociación entre los gobiernos central y regional sobre la crisis catalana.

Este diálogo, destinado a encontrar una "solución política" al conflicto que envenena la política española desde hace años, comenzó el 26 de febrero, pero quedó congelado por la pandemia del coronavirus.

Condenado por negarse a retirar una pancarta separatista de la fachada de la sede del gobierno regional durante la campaña hacia las legislativas de abril de 2019, el presidente catalán, Quim Torra, fue inhabilitado por la justicia y abandonó el cargo en septiembre de 2020.

Elecciones regionales anticipadas fueron convocadas para el 14 de febrero.

Los independentistas acuden muy divididos sobre la estrategia y amenazados por el candidato socialista Salvador Illa, ex ministro de Sanidad, con el que Sánchez busca reemplazar a los separatistas en el poder en esta región de 7,8 millones de habitantes.

bur-mg/du/avl/erl