El FBI confisca documentos del abogado personal de Trump y el magnate cree que es "un ataque al país"

María De Sancha Rojo

El FBI ha registrado este lunes por sorpresa la oficina de Michael Cohen, abogado personal del presidente de EEUU, Donald Trump, y ha confiscado registros relacionados con distintos asuntos, entre ellos los pagos a la actriz porno Stormy Daniels, según ha informado The New York Times.

El diario cita al abogado de Cohen, Stephen Ryan, que considera "inapropiado e innecesario" lo ocurrido. El jurista ha explicado que la Fiscalía federal para el distrito sur de Nueva York "ejecutó una serie de órdenes de allanamiento y confiscó las comunicaciones privilegiadas" entre Cohen y sus clientes.

Según el Times, el registro no parece estar relacionado directamente con la investigación sobre la trama rusa que lidera el fiscal especial Robert Mueller, pero no descarta que haya sido el resultado de información descubierta por él y que haya entregado a fiscales en Nueva York.

La acción es, en parte, una referencia de la Oficina del Fiscal Especial, Robert Mueller.Stephen Ryan, abogado de Cohen

"Los fiscales federales me han informado que la acción de Nueva York es, en parte, una referencia de la Oficina del Fiscal Especial, Robert Mueller", ha detallado Ryan. Otra fuente señala que el FBI ha confiscado también información sobre emails, declaraciones de impuestos y registros comerciales.

Preguntados por Efe, portavoces del FBI y de la oficina de Mueller han rechazado comentar sobre el asunto. La oficina de abogados de Cohen ha emitido un comunicado en el que asegura que está "cooperando completamente" con las autoridades federales en el registro.

Trump lo considera "vergonzoso", una "caza de brujas" y "un ataque" a EEUU

Donald Trump ya ha comentado su visión de lo sucedido: considera "vergonzosa" la decisión del FBI de registrar la oficina de Cohen y lo ha calificado de "caza de brujas" en su contra por la investigación de la trama rusa, que considera "un ataque al país".

"Acabo de oír que han entrado en la oficina de uno de mis abogados personales....

Sigue leyendo en El HuffPost