El FBI advierte: cuidado con los códigos QR que escaneas desde tu teléfono

·3 min de lectura

Para saber el tiempo de espera del autobús, para consultar el menú de un restaurante, para mostrar el certificado Covid e incluso para acceder a la ampliación de una noticia dada en televisión. Los códigos QR son cada día más parte del día a día de los ciudadanos y, aunque están pensados para dar más información y facilitarle la vida a las personas de alguna manera, no están exentos de riesgo. Así lo han alertado desde el FBI, que avisan de que hay delincuentes que se dedican a usar códigos QR para estafas.

Desde el FBI han alertado a la ciudadanía del uso que algunos delincuentes hacen de los códigos QR para que tengan cuidado. (Foto: Getty Images)
Desde el FBI han alertado a la ciudadanía del uso que algunos delincuentes hacen de los códigos QR para que tengan cuidado. (Foto: Getty Images)

Lo ha explicado a ABC News Dave Ring, jefe de sección de la División Cibernética del FBI. “Si bien los códigos QR han existido durante mucho tiempo, ciertamente en los últimos años han ganado un uso más generalizado”, ha comentado al tiempo que añadía que ese aumento se debe en parte a la pandemia y al hecho de reducir el contacto ya que “los códigos QR brindan a las personas la oportunidad de usar la cámara de su teléfono y escanear un código QR”. El caso que mejor explica este cambio es el de los menús impresos, que a raíz de la pandemia han desaparecido en muchos restaurantes y locales.

Un caso concreto: así te estafan

La Policía de San Antonio, en Texas, detectó hace unos días el uso fraudulento de este tipo de sistema que cosiste en colocar el móvil delante del código con la función de cámara iniciada y en pocos segundos se redirige a una web. Lo que habían hecho los delincuentes en San Antonio era colocar códigos QR fraudulentos en los parquímetros y así “las personas que intentan pagar el estacionamiento... pueden haber sido dirigidas a un sitio web fraudulento y enviado el pago a un proveedor fraudulento”.

Ring, que calificó en el transcurso de su conversación con ABC este ejemplo como perfecto en este sentido, explicó que de “un ciberdelincuente puede cambiar un código QR legítimo completamente inocuo por uno que dirige a las personas a un sitio malicioso, y ese sitio malicioso puede incitar a alguien a hacer clic en un enlace y podría descargar malware en su dispositivo”.

También comentó que “los códigos QR maliciosos pueden contener malware incrustado, lo que permite que un delincuente obtenga acceso al dispositivo móvil de la víctima y robe la ubicación de la víctima, así como información personal y financiera. El ciberdelincuente puede aprovechar la información financiera robada para retirar fondos de las cuentas de las víctimas”.

¿Qué hacer para evitar caer en la trampa? El consejo del jefe de sección de la División Cibernética del FBI es tener siempre cuidado cuando se vaya a introducir cualquier tipo de información en estas situaciones y verificar la URL a la que redirige el código escaneado.

También te puede interesar:

EN VÍDEO | Lo nunca visto: le vendieron por Airbnb unas vistas maravillosas y el panorama que encontró fue desolador

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente