Fayna Bethencourt se reinventa tras sufrir su último varapalo vital

·3 min de lectura
Fayna Bethencourt se reinventa como streamer en redes sociales (@dosisderealidad)
Fayna Bethencourt se reinventa como streamer en redes sociales (@dosisderealidad)

La expareja de Carlos Navarro (coloquialmente conocido como el ‘Yoyas’) es una mujer luchadora y valiente que se ha reinventado forzosamente a lo largo de sus vivencias y de las piedras que ha encontrado en el camino.

Fayna Bethencourt, a la que conocimos en la casa de Guadalix durante su participación en “Gran Hermano 2” en el año 2001 empezó su relación con Carlos en el mismo reality show y 19 años después, que se dice pronto, el ‘Yoyas’ está condenado por maltrato, lesiones, amenazas y vejaciones contra ella.

Navarro cumple 2 años de cárcel y otros cuatro de privación de la patria potestad así como de alejamiento de sumujer, Fayna, y de sus dos hijos menores de edad. Todo esto lo supimos hace apenas 12 meses cuando la canaria rompió con el miedo y decidió dar un paso al frente para ser escuchada como víctima superviviente de violencia machista.

Ella fue, mediáticamente, la antesala de Rocío Carrasco con su estremecedor testimonio. Fayna, como tantas otras, se sentía avergonzada de su propia existencia pero sacó la valentía para dar un paso al frente y la justicia, así como los medios de comunicación, la respaldaron.

Tras superar este duro golpe personal, Bethencourt se volcó en su negocio, el salón de peluquería que regentaba, sin embargo, con la llegada de la pandemia la crisis empezó a aflorar y, aunque superaron el año anterior, lo ha tenido que cerrar definitivamente.

Ella misma lo ha comunicado a sus seguidores de redes reflexionando sobre: “Cuando echas el cierre se te pasan un montón de cosas por la cabeza, la primera es el día que levantaste esa persiana con toda la ilusión por sacar tu negocio adelante y conseguir que un proyecto que se inició con todas las ganas de hacer algo bueno se convirtiera en una alegría para la vida de muchas personas”.

Y añadiendo: “cierro un ciclo con pena y cierto alivio a la vez” y es que, por el camino hasta el cierre, Fayna sufrió mucho teniendo que despedir uno a uno al resto de peluqueros que llevaban mucho tiempo trabajando para ella.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

A día de hoy, pasado el caos y el dolor, con una salud mental fuerte y un pasado brutal a sus espaldas, Fayna se ha visto obligada a renacer de nuevo también en lo profesional pero, lejos de quedarse a llorar lo que no pudo ser, se ha puesto manos a la obra para crear un nuevo proyecto como streamer en redes sociales.

Creo que esta nueva aventura es, a su vez, una especie de terapia sanadora y es que Bethencourt sabe que contar su calvario le fue genial para superarlo y eso desea también para todos sus futuros oyentes del canal de Twitch y de Youtube.

En su programa “Dosis de realidad”, Fayna contará testimonios e historias que los seguidores le manden conservando su anonimato. Hablará desde vivencias para normales hasta asuntos de corte social como el machismo que ella ha sufrido.

A la rubia de ojos claros se la ve nerviosa y emocionada presentando su canal y como ella misma dice “Estoy preparando algo bonito y mío. Pasando de artificios, voy a ser revoltosa, lo advierto, será un canal por y para la gente”.

Fayna sabe mejor que nadie que la existencia no es un cuento de hadas, pero como ella sostiene: “La vida no es una película pero cuando se acaba una historia, vendrán más, porque la vida es así y siempre hay continuación hasta después de los últimos créditos que salen en la pantalla”. Este es, pues, el nuevo punto y seguido de una mujer luchadora e inspiradora que vuelve a renacer de sus cenizas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente