La fascinante historia del tiempo en que la heroína se usaba como remedio para la tos (y cómo se prohibió después)

·6 min de lectura
Heroína de Bayer
Heroína de Bayer

Pocos años después de ser producida en un laboratorio por primera vez, a fines del siglo XIX, la heroína fue el ingrediente principal de un remedio para la tos.

Hoy en día, más de 100 años después, la heroína es una droga ilegal altamente adictiva que solo en EE.UU. ha causado la muerte por sobredosis de casi 130.000 personas en 20 años.

¿Cómo nació este opioide y cómo acabó estando prohibido?

Origen

El nombre químico de la heroína es diacetilmorfina.

El reporte más antiguo de su descubrimiento data de 1874, cuando el químico inglés C.R.A. Wright la sintetizó a partir de la morfina en la Escuela de Medicina del Hospital St. Mary's de Londres.

En ese entonces, "el opio y la morfina ya se usaban en la medicina, así que había conciencia de que (los opioides) podían usarse", le dijo a BBC Mundo David Herzberg, profesor de la Universidad de Buffalo, EE.UU., y experto en historia de los fármacos.

Pero estas sustancias eran —y son— adictivas, así que "las farmacéuticas estaban buscando analgésicos que no fueran adictivos", le explicó Keith Humphreys, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Stanford, a BBC Mundo.

Al inicio, algunas personas esperaban que la heroína fuera menos adictiva y que tuviera menos efectos secundarios.

Además, se demostró que "la heroína calmaba la tos en pacientes tuberculosos y facilitaba el sueño", escribieron Francisco López-Muñoz y Cecilio Álamo González, profesores de Farmacología de Universidad Camilo José Cela y la Universidad de Alcalá, España, en un artículo en The Conversation publicado en junio de 2020.

Pero aun así, en los primeros años después de su descubrimiento, la heroína no despertó mucho interés médico.

Anuncio de los productos de Bayer
Algunos de los productos que vendía Bayer, además de la heroína.

Recién en 1897, el equipo de investigación de la farmacéutica alemana Bayer, a cargo del profesor Heinrich Dreser, empezó a buscar un reemplazo de la morfina y/o codeína (otro opioide) para aliviar los síntomas de pacientes con males respiratorios, cuentan documentos del archivo Leverkusen de Bayer.

Un miembro del equipo consideró la diacetilmorfina, así que la sometieron a ensayos clínicos con animales y luego con personas en Bayer y en Berlín.

Antitusivo

Los resultados arrojaron que la diacetilmorfina reducía la tos y ayudaba a expectorar y fue descrita como una "droga heroica".

Así que en 1898, tras estos ensayos, Bayer empezó a producir un antitusivo que tenía a la diacetilmorfina como ingrediente principal y llamó "heroína" a su producto.

El remedio salió en forma de polvo en presentaciones de 1 gramo, 5, 10 y 25 gramos. Luego salió en forma de jarabe, tabletas, pastillas y supositorios.

El antitusivo "adquirió un rápido éxito comercial, siendo utilizado ampliamente en todo el mundo, especialmente como antitusígeno", dice el artículo de López-Muñoz y Álamo en The Conversation.

El remedio suprimía la tos causada por la tuberculosis, la neumonía, la bronquitis o cualquier tipo de condición crónica.

Para 1899, Bayer vendía la heroína en más de 20 países,de acuerdo a documentos del archivo Leverkusen de Bayer.

En EE.UU. la heroína estaba disponible sin receta médica, así que es probable que también la tomaran niños, de acuerdo a Herzberg y a Humphreys.

De hecho, los pacientes no necesitaron receta médica para adquirir narcóticos como la heroína hasta 1914, cuando EE.UU. promulgó la Ley Harrison de Narcóticos.

Glicoheroína
Glicoheroína

La heroína no solo se promocionaba como antitusivo. "También como tratamiento para la adicción a la morfina y el alcoholismo", le dijo Humphreys a BBC Mundo. Pero los médicos abandonaron rápidamente esta idea.

¿Qué se decía sobre el potencial adictivo de la heroína?

Peligro de adicción

Casi desde el inicio de su lanzamiento comercial, hubo advertencias de que la heroína podía ser adictiva.

En la literatura médica entre 1900 y 1906 "hay muchos artículos que advierten que esta droga tiene potencial adictivo", le dijo a BBC Mundo David Courtwright, profesor emérito de la Universidad del Norte de Florida y experto en historia de las drogas.

De hecho, según cuenta la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, "los médicos y farmacéuticos pronto se dieron cuenta de que los pacientes necesitaban dosis cada vez mayores y se volvían cada vez más dependientes del elixir".

Sin embargo, a pesar de estos efectos, la heroína no causó un problema grave de adicción entre los pacientes que la usaban como remedio para la tos, de acuerdo a Courtwright, como sí sucedió en los últimos 30 años con OxyContin, el analgésico a base de opioides que vendía la farmacéutica Purdue.

"De 350 casos de adicción médica a principios del siglo XX, de personas que usaban morfina, opio o heroína debido a una enfermedad, solo seis de esas 350 personas eran adictas a la heroína. Eso es 1,7%. La mayoría de adictos a los opiáceos a principios del siglo XX eran adictos a la morfina, que se usaba para muchas más afecciones ", dijo Courtwright.

Heroína
Heroína

Una de las razones por la que los pacientes no necesariamente se volvían adictos al remedio de heroína, según el experto, es que la dosis de esta droga en los medicamentos para la tos "era muy baja", de uno o dos miligramos.

"Aunque estoy seguro de que algunos pacientes sí se volvieron adictos a la heroína, simplemente no había tantos como adictos a la morfina", dijo también Courtwright.

Entonces, ¿por qué se prohibió la heroína?

Prohibición

Según el especialista, la razón fue que la heroína "se hizo popular entre criminales en la década de 1910".

"En Estados Unidos, las primeras referencias al uso no médico de la heroína son de alrededor de 1910. Ahí es cuando la droga se vuelve realmente controvertida", dijo Courtwright.

¿Y cómo llegó la heroína al mundo criminal?

"La historia cuenta que unos prisioneros en una cárcel estatal recibieron heroína para la tos. Se corrió la noticia entre los internos de que era un buen estupefaciente y el rumor se esparció fuera de la prisión", cuenta Courtwright en un capítulo del libro "Cien años de heroína", editado por David Musto.

Aunque "parece más probable que el rumor del potencial psicoactivo de la heroína saliera de múltiples lugares", añade en el texto.

Además, la heroína resultó ser más barata en el mercado negro que la cocaína —otra droga que ya circulaba en la época— y más fácil de conseguir que el opio, cuya importación en EE.UU. se había prohibido en 1909.

Para 1912, los jóvenes de Nueva York ya la usaban como droga recreativa, cuenta la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale.

Heroína
Heroína

Bayer trató de distanciar su producto de la heroína que se vendía ilegalmente. Pero muchas instituciones médicas estadounidenses fueron dejando de usar el remedio al menos desde 1916.

En 1924, el Congreso de EE.UU. finalmente prohibió la heroína.

Bayer cesó la producción de su remedio de heroína en mayo de 1940 de manera definitiva.

Numerosos países se unieron a las restricciones contra esta droga durante el siglo XX y ahora su posesión está prohibida en casi todo el mundo.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente