La farmacéutica Merck anuncia que su píldora reduce muertes y hospitalizaciones por Covid-19

·3 min de lectura

La compañía estadounidense publicó un estudio donde mostró un nuevo medicamento de inserción oral que aminora la cantidad de fallecimientos e internaciones de pacientes con coronavirus. El próximo paso es presentarlo para su autorización.

La pesadilla de la pandemia que aplaca al mundo desde el primer trimestre de 2020 lenta y gradualmente parece encaminarse hacia su fin. Con la llegada de las vacunas ahora se perfila una nueva solución luego de que la farmacéutica Merck anunciara el molnupiravir, una píldora que redujo muertes y hospitalizaciones en su etapa de estudio con resultados sobresalientes.

Ahora, la compañía y su socio Ridgeback Biotherapeutics elevarán este medicamento para solicitar la autorización de uso de emergencia en Estados Unidos. Debido a los resultados positivos, el ensayo de la fase 3 fue interrumpido por recomendación de monitores externos.

Este viernes 1 de octubre se anunciaron los resultados de un ensayo clínico provisional mostrando que el molnupiravir redujo en 50% la posibilidad de internación o de muerte a los pacientes de riesgo que acarrean una enfermedad grave.

En este estudio se incluyeron a pacientes de todo el mundo, con Covid-19 leve a moderado que tenían síntomas durante no más de cinco días. Además, se suministró una píldora cada 12 horas durante cinco días. Todos los sujetos tenían un factor de riesgo como obesidad o edad avanzada.

El análisis planificado de 775 pacientes arrojó que solamente el 7,3% de los que recibieron el molnupiravir fueron hospitalizados o murieron 29 días después del tratamiento, una cifra más satisfactoria que el 14,1% de los que tomaron un placebo. Además, no hubo muertes en el grupo de la píldora de Merck y sí hubo ocho personas que fallecieron con el placebo.

La farmacéutica dijo que la secuenciación viral muestra, por ahora, que el nuevo medicamento es eficaz contra todas las variantes, incluyendo la Delta. Además, manifestó que las tasas de eventos adversos fueron similares para los pacientes del placebo y los del Molnupiravir, aunque no dio detalles precisos de esos efectos secundarios.

El molnupiravir sería la primera herramienta oral para combatir al coronavirus

La píldora, que está configurada para afectar el código genético del virus e introducir errores, se transformaría en pionera dentro de los medicamentos antivirales orales para paliar los peligros del Covid-19.

En esa carrera médica, rivales de Merck como Pfizer y la farmacéutica suiza Roche Holding AG están desarrollando una píldora antiviral de simple inserción, pero que aún no han sido aprobadas para el tratamiento de pacientes con coronavirus no internados.

Wendy Holman, directora ejecutiva de Ridgeback, manifestó en un comunicado que “los tratamientos antivirales que se pueden tomar en casa para mantener a las personas contagiadas fuera del hospital son muy necesarios”.

Merck aseguró que espera producir 10 millones de dosis para fines de 2021 y el próximo año apuntan a incrementar la cifra. La empresa ya posee un contrato con el Gobierno estadounidense para otorgarle 1,7 millones de molnupiravir a un costo alrededor de 700 dólares cada una.

Además, miembros importantes manifestaron que tienen acuerdos similares con otras naciones del mundo y están entablando conversaciones con más. Tienen también la intención de utilizar un escalonamiento de precios que se regirá en los ingresos de cada país que la adquiera para determinar el costo al que se les venderá.

Por último, Merck también tiene acordado liberar la licencia a distintos fabricantes de medicamentos que tienen sede en India para incrementar la producción y que vayan destinados al tratamiento de los países de bajos y medianos ingresos.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente