Las familias del Pitanxo exigen "respuestas" tres meses después del naufragio

·4 min de lectura

A Coruña, 13 may (EFE).- Una representación de las familias de los 21 marineros fallecidos en el naufragio del pesquero gallego Villa de Pitanxo, que se hundió en Canadá el pasado 15 de febrero, se han concentrado este viernes en A Coruña para exigir “respuestas” casi tres meses después de aquella tragedia marítima.

Lo han hecho ante la sede de la Delegación del Gobierno en Galicia, transcurridos cerca de noventa días desde el hundimiento, fecha que se cumplirá este domingo y que para los familiares "va a ser muy dura", según ha explicado a la prensa la portavoz, María José de Pazo, hija de Francisco, el jefe de máquinas del arrastrero congelador y cuyo cuerpo no fue hallado, al igual que el de otros once, pues solamente se recuperaron nueve cadáveres.

Antes de atender a la prensa, los diez familiares desplazados a la urbe coruñesa trataron de conversar con el delegado del Gobierno, José Miñones, sin conseguirlo en el día de hoy, debido a su agenda y a la inexistencia de cita previa. Además, han solicitado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que les reciba y que “resuelva lo que tiene en casa sin resolver desde hace tres meses”.

Los allegados de los marineros han dado lectura acto seguido a un manifiesto en el que señalan que, después de todo este tiempo, quedan aún muchos temas "sin resolver", por lo que han reiterado su petición de que se baje hasta el pecio hundido.

Las familias han presentado aparte ante la Audiencia Nacional y el Juzgado de Marín sendos escritos solicitando que se adopten medidas cautelares que impidan al patrón del barco, Juan Padín, uno de los tres supervivientes, que vuelva a embarcar de nuevo.

Han recordado los familiares que la Fiscalía aprecia indicios de que se han podido producir 21 delitos de homicidio por imprudencia en la muerte de los marineros, imputables, de confirmarse, al capitán por ser el "máximo responsable" a bordo del Villa de Pitanxo.

"Siempre hemos esperado a la investigación pero esto no es impedimento para pedir medidas cautelares, que se han adoptado antes en casos de menor magnitud", según De Pazo, que afirma que "no puede decir que es un hombre libre y que no ha pasado nada".

Los familiares que han podido acudir a la cita han leído el comunicado en el que han expresado su crítica por lo que interpretan como “pasividad y falta de acciones del Gobierno”, algo que han calificado de “insultante”.

Las víctimas del naufragio han explicado que el 15 de este mes se cumplirá un trimestre de la tragedia marítima y que, desde que se produjo el infortunio, “día tras día” siguen “esperando que se trasladen de forma clara nuestras peticiones, porque han sido comunicadas de forma torticera”, han subrayado en esta mediática nota.

Al actual delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, se han dirigido igualmente porque, según su versión, el representante del Gobierno en Galicia les avanzó que “al no poder recuperar los cuerpos de los 12 desaparecidos, no merecía la pena técnicamente, ni bajar, ni localizar al Villa de Pitanxo”.

Los familiares han reiterado pese a todo, una vez más, su petición al Gobierno de que emprenda nuevas acciones para rescatar a los náufragos porque han argumentado que “bajar al barco es viable y totalmente plausible puesto que cada semana salen empresas españolas y extrajeras especializadas en la materia confirmándolo con datos y operativas realizadas”.

Reiteran por tanto que esta operación es "técnicamente viable" y que no existen "impedimentos legales" por parte de Canadá para que se puedan alcanzar los restos del barco y comprobar en qué estado se encuentra e incluso si hay cadáveres atrapados en su interior.

Por último, aunque los parientes de la marinería de la embarcación que se dedicaba a la pesca del fletán aseguran que respetan la presunción de inocencia, entienden que Padín debería estar siempre localizable.

Las quejas se han dirigido, por último, a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la que, en su condición de gallega, le piden audiencia debido a que “han fallecido 21 trabajadores españoles”.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, concluido el minuto de silencio por el último caso de violencia machista, de una gallega -Clotilde- en Tenerife y antes de presidir la conmemoración del 178 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, se ha vuelto a poner "a disposición" de las familias del Pitanxo.

"En contacto con ellas para lo que precisen", ha destacado, y ha lamentado la imposibilidad del encuentro hoy porque se enteró "ayer" de que se desplazaban a la ciudad de A Coruña, al leerlo, y "la agenda es la que es".

Ha recordado, con todo, que "desde el primer momento" la comunicación es continua y que se les ha dado traslado de lo que han determinado los técnicos de Salvamento Marítimo y Marina Marcante, de "la información que teníamos y seguimos en la misma linea".

Ahora, a la espera de que la investigación avance y a disposición de la justicia "para aportar lo necesario".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente