Familiares exigen investigación por los 50 prisioneros de guerra ucranianos muertos en Olenivka

·4 min de lectura
REUTERS - STRINGER

Familiares de los 50 prisioneros de guerra que murieron luego de un bombardeo a una cárcel de Olenivka, ubicada cerca de Donetsk, exigen que el hecho sea calificado como una “ejecución pública” y aseguran que las Naciones Unidas y la Cruz Roja no hacen lo suficiente. Kiev y Moscú se han acusado mutuamente del ataque.

Los miembros de la asociación de familiares de los defensores de Azovstal exigen una investigación a profundidad de lo ocurrido y aseguran que Rusia es responsable por el bombardeo, además le piden a la Cruz Roja y a la ONU que los cuerpos de sus seres queridos sean entregados a sus familiares.

Sin embargo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó que aún no han podido llegar hasta el lugar del ataque, mientras que el viceportavoz de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq, anunció que ya tienen a un equipo que llevará la investigación adelante.

"Las familias deben recibir noticias urgentes y respuestas sobre lo que les sucedió a sus seres queridos. Las partes deben hacer todo lo que esté a su alcance, incluso a través de investigaciones imparciales, para ayudar a determinar los hechos detrás del ataque", publicó en un comunicado el Comité.

Por su parte, Rusia publicó que ellos habían invitado a funcionarios de los dos organismos internacionales para que “realicen una investigación objetiva del ataque”.

Dariia Tsykunova de 22 años y pareja de un oficial del regimiento de Azov no da crédito a la versión de Rusia que asegura que fue Ucrania la que atacó los barracones donde se encontraban sus propios soldados con los sistemas que Kiev ha venido empleando para atacar los puestos de mando y depósitos de municiones de Rusia presentes en el territorio ucraniano.

"Muchos analistas militares ya han dicho que, sobre la base de fotos y videos del lugar publicados por la propia Rusia y que documentan la destrucción, así como el lugar donde se hallaron los cuerpos y su estado, no es compatible con el uso de los HIMAR", manifestó Tsykunova, haciendo referencia a los sistemas estadounidenses “High Mobility Artillery Rocket System" que fueron entregados al Ejército de Ucrania.

Además, Tsykunova denunció que es posible que Rusia realizara el bombardeo para ocultar que ejecutó prisioneros y que los torturó "están intentando que dejemos de defender nuestro país. La explosión de Olenivka también tiene el aspecto de un intento de asustarnos, de hacernos perder la fe".

El ataque

El hecho fue perpetrado el pasado viernes, el Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que fue el resultado de un ataque deliberado de Kiev con misiles HIMARS, dejando a 193 prisioneros de guerra heridos y muertos.

Informó el ministerio que 50 murieron y que fueron recuperados de los escombros los restos de 48, mientras que otros dos fallecieron a causa de sus heridas cuando eran trasladados a un centro asistencial.

Además puntualizaron que otros 73 que se encuentran convalecientes están siendo atendidos “adecuadamente” en hospitales, pero que presentan heridas graves.

“Toda la responsabilidad política, criminal y moral de la carnicería contra los ucranianos recae en Zelenski en persona, su régimen criminal y Washington que los apoya”, declaró Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia.

Sin embargo las fuerzas armadas ucranianas respondieron desligándose de las acusaciones, negaron haber realizado ataques con misiles contra el centro de detención de Olenivka. El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, acusó a Rusia de haber cometido con este hecho otro crimen de guerra.

“Hago un llamado a todos los socios para que condenen enérgicamente esta brutal violación del derecho internacional humanitario y reconozcan a Rusia como un Estado terrorista”, publicó Kuleba, en Twitter.

La Cruz Roja por su parte solicitó poder acceder al lugar luego de lo ocurrido para sacar a los heridos, ofrecerles atención, pero “hasta el momento, no hemos recibido ninguna confirmación oficial que nos otorgue acceso para visitar el sitio o los prisioneros afectados por el ataque y hasta la fecha, nuestra oferta de asistencia material no ha sido aceptada".

Posteriormente le recordaron a las partes involucradas en el conflicto que están obligadas a permitir que sus funcionarios visiten el lugar y a los prisioneros de guerra.

"Es imperativo que el CICR tenga acceso inmediato a las instalaciones de Olenivka y a otros lugares donde los heridos y muertos podrían haber sido trasladados para llevar a cabo su misión humanitaria", sin embargo expresaron que no está dentro de sus funciones realizar investigaciones públicas sobre “presuntos crímenes de guerra”.

Con información de Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente