Familiares de desaparecidos en México piden que se atiendan sus necesidades

Ciudad de México, 8 abr (EFE).- Familiares de desaparecidos de todo México exigieron este jueves que la gubernamental Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) reconsidere sus nuevas normas de operación y establezca directrices que atiendan sus necesidades.

"Hoy la CEAV nos intenta o quiere revictimizar imponiéndonos un reglamento interno que solamente impide que nosotros retomemos nuestro proyecto de vida", dijo a Efe Angelina Almeida, esposa de Joel Sebastián Cancino, torturado y asesinado tras ser detenido por efectivos de la Secretaría (ministerio) de Marina en julio de 2015.

Como ella, alrededor de 80 familiares de personas desaparecidas caminaron desde las inmediaciones de la sede de la Comisión hasta el edificio, ubicado en la popular colonia Del Valle, en el sur de la capital mexicana, donde exigieron ser atendidos todos juntos el viernes para poder explicar su disnconformidad con los lineamientos publicados hoy por dicho organismo.

Según Almeida, la CEAV les exigirá a partir de ahora facturas para justificar los gastos de las ayudas que reciben como víctimas indirectas, algo que, dijo, no es posible para muchos.

"Cuando las compañeras salen a búsqueda en el monte o en los cerros no hay forma de facturar en esa zonas", explicó.

Además, consideraron que el reglamento publicado por la institución no es preciso y resulta incongruente para "cualquiera que viva nuestro día a día".

Les piden a partir de ahora que facturen a nombre de la CEAV pero para ellos eso es algo que no tiene sentido.

"La institución debería defender nuestros derechos como víctimas pero nos quiere obligar a una facturación a nombre de la CEAV cuando nosotros no somos servidores públicos de la CEAV. No es que no queramos un reglamento, lo que necesitamos es que el lineamiento se ajuste a nuestras necesidades", sentenció.

Los familiares de desaparecidos insistieron en que su objetivo al acudir al edificio de la CEAV en la capital del país desde estados como Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas o Michoacán es únicamente un diálogo pacífico y directo.

"Nosotras no venimos a pelear con ellos, no somos agresoras, queremos un dialogo abierto, queremos que haya una resolución. La ley general de víctimas es muy clara, dice que los lineamientos deben ser elaborados a favor de las vícitmas, no a favor de la institución", dijo Almeida.

Este mismo jueves, el Gobierno mexicano informó de un acumulado de 85.006 casos de personas desaparecidas desde 2006, de los que más de la mitad, 44.174, se registraron desde que Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México, en diciembre de 2018.

Sin embargo, en este último periodo las autoridades han localizado al 55,80 % de esos desaparecidos, el 92 % de ellos con vida, aclaró Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración de la Secretaría (ministerio) de Gobernación (Segob).

La cifra de desaparecidos supone casi 3.000 más que los 82.888 del último informe que presentó Encinas, en enero pasado.

México afronta una crisis histórica de desapariciones con 212.193 denuncias sobre personas no localizadas desde 1964, aunque Encinas aclaró que ya se conoce lo sucedido con 125.530 de ellas, y que el 93 % están con vida.

De esta manera, el número oficial de desaparecidos que siguen sin localizar en la actualidad es de 86.663.

(c) Agencia EFE