Familia de Taylor pide que se publiquen pruebas de su caso

CLAIRE GALOFARO, PIPER HUDSPETH BLACKBURN y ANGIE WANG
·3 min de lectura
Manifestantes de, movimiento Black Lives Matter durante una marcha en Louisville, Kentucky, el 25 de septiembre de 2020. (AP Foto/Darron Cummings)
Manifestantes de, movimiento Black Lives Matter durante una marcha en Louisville, Kentucky, el 25 de septiembre de 2020. (AP Foto/Darron Cummings)

LOUISVILLE, Kentucky, EE.UU. (AP) — La familia de Breonna Taylor exigió el viernes que las autoridades de Kentucky hagan públicas imágenes de cámaras corporales, archivos policiales y transcripciones de las deliberaciones de un jurado investigación que condujeron a la decisión de no presentar cargos contra los agentes que mataron a la mujer negra durante una redada nocturna en su casa.

La decisión decepcionó y enojó a quienes llevan seis meses pidiendo justicia para Taylor, y los manifestantes prometieron seguir en la calle hasta que los policías implicados en el asesinato sean despedidos o hasta que alguien sea acusado de su asesinato.

Un grupo diverso que incluía a la madre de Taylor marchó por Louisville el viernes en la noche. La protesta fue pacífica, aunque en un momento dado, policías con equipos antimotines lanzaron dispositivos aturdidores para hacer que la multitud retrocediese en una calle. Dos personas fueron detenidas, reportaron las autoridades.

Alrededor de una docena de personas que se saltó el toque de queda de las 21:00 horas fueron arrestadas más tarde.

Antes, los abogados y la familia de Taylor expresaron su consternación porque nadie hubiese sido responsabilizado por su muerte.

“Soy una mujer negra enojada. No estoy enojada por los motivos por los que les gustaría que estuviese. Sino que estoy enojada porque nuestras mujeres negras siguen muriendo a manos de agentes de policía, y hombres negros", escribió la madre de Taylor, Tamika Palmer, en un comunicado leído por un familiar. Palmer estaba cerca con una camiseta con la frase “Yo (corazón) la policía de Louisville” con agujeros de bala en el dibujo del corazón.

En su declaración, Palmer dijo que el sistema de justicial penal le había fallado, y que el fiscal general del estado, Daniel Cameron, era la última persona en esa cadena, luego del agente que solicitó la orden para entrar a la vivienda sin avisar dentro de una investigación por narcotráfico, del juez que la firmó y de los agentes que irrumpieron en el departamento de Taylor. La orden estaba relacionada con un sospechoso que no vivía allí y en la casa no se encontraron drogas.

Taylor, una mujer negra que trabajaba en los servicios de emergencias médicas, recibió varios tiros de agentes blancos luego de que su novio les disparase, según las autoridades. El hombre dijo que no sabía quién estaba entrando a su casa y que abrió fuego en defensa propia, hiriendo a uno de los policías. Las autoridades entraron a la casa con una orden relacionada con un sospechoso que no vivía allí, y no se encontraron drogas en el interior.

El jurado investigador acusó a uno de los policías, que ya había sido despedido, por disparar contra el departamento de un vecino sin causar daños personales.

El abogado de la familia, Sam Aguiar, dijo que deben difundirse todos los videos porque la investigación de Cameron ya ha finalizado, señalando que ha visto docenas de ellos, la mayoría de los cuales no son públicos.

El gobernador de Kentucky, el demócrata Andy Beshear, también ha pedido al fiscal republicano haga públicas todas las evidencias que pueda.

Cameron dijo a través de una vocera que entiende el dolor de la familia: “Todo el mundo tiene derecho a tener una opinión, pero los fiscales y los miembros del jurado investigación están sujetos a los hechos y a la ley".

___

Los periodistas de The Associated Press Jeffrey Collins en Columbia, Carolina del Sur, y Bruce Schreiner, Rebecca Reynolds Yonker, Dylan Lovan y John Minchillo en Louisville, Kentucky, contribuyeron a este despacho.