La familia Lumumba prepara el regreso de los restos del héroe de la independencia al Congo

·2 min de lectura
El héroe de la lucha anticolonial, Patrice Lumumba, al llegar al aeropuerto de Bruselas, en Bélgica, el 27 de enero de 1960

Bélgica devolverá una "reliquia" de Patrice Lumumba a su familia en una ceremonia oficial en Bruselas a finales de junio, antes de que estos restos vuelvan al Congo para "terminar el luto" 60 años después del asesinato del héroe de la lucha anticolonial, según dos de sus hijos.

En una entrevista a la AFP en Bruselas, François y Roland Lumumba, de 69 y 63 años, explicaron que habían acudido a la capital belga esta semana para fijar el calendario y los detalles de los homenajes oficiales a su padre.

Bélgica, antigua potencia colonial en el Congo, devolverá un diente del dirigente asesinado en 1961 en Katanga (provincia congoleña secesionista en aquella época), cuyo cuerpo, disuelto en ácido, nunca se encontró.

Estos restos humanos, recuperados por la justicia belga de manos de la hija de un comisario de policía flamenco que ayudó a hacer desaparecer el cuerpo, tienen valor de "reliquia" para los congoleños.

El traslado permitirá a su familia y a su país natal celebrar por fin "un funeral nacional" para el que fuera el primer primer ministro del Congo independiente.

"Para nosotros son sus restos, significan mucho", dijo Roland. Fue su hermana Juliana quien exigió su devolución el año pasado en una carta al rey belga Felipe.

Las ceremonias deberían celebrarse los días 21 y 22 de junio en Bruselas: el primer día para la entrega de "los restos" a la familia por parte de las autoridades belgas, antes de un homenaje oficial al día siguiente en el que participará el gobierno congoleño, probablemente el presidente Félix Tshisekedi.

En diciembre de 2020, Tshisekedi anuncio su intención de organizar un homenaje nacional a Patrice Lumumba el 30 de junio de 2021 para el 61.º aniversario de la independencia, tras la "repatriación de las reliquias".

La idea es erigir un mausoleo en la capital congoleña.

Patrice Lumumba, considerado como prosoviético y un obstáculo a los intereses económicos belgas, fue asesinado por separatistas katangueses y mercenarios belgas el 17 de enero de 1961 en Katanga (sureste), durante el caos que siguió a la proclamación de la independencia.

El que fuera primer ministro entre junio y septiembre de 1960 tenía 35 años cuando murió.

mad/jug/jhd/pc/tjc