Se llevan a una difunta de su propio funeral porque el cura estaba dando la misa en catalán

·3 min de lectura

Dolores Bastida Navarro falleció este sábado a la edad de 95 años. Tenía dos últimas voluntades: ser enterrada junto a su marido y que la misa de su funeral fuese en castellano. La segunda no pudo cumplirse porque, según la familia, el sacerdote no colaboró en ese sentido y eso provocó que sus parientes decidiesen llevarse el féretro con sus restos al cementerio antes de acabar el oficio tras varios avisos al oficiante para que cambiase del catalán al castellano. La versión del párroco difiere, según recogen varios medios.

La familia de una difunta se lleva el féretro de la iglesia al no darse la misa íntegramente en castellano como era voluntad de la fallecida. (Foto: Getty Images)
La familia de una difunta se lleva el féretro de la iglesia al no darse la misa íntegramente en castellano como era voluntad de la fallecida. (Foto: Getty Images)

Dolores, hija de la anciana fallecida, ha explicado a ABC que su madre tenía un seguro de decesos contratado en el que figuraba un apartado de últimas voluntades en el que hizo constar su deseo de que “quería que su misa de funeral fuera en castellano”. Cuando esto ocurrió y la familia rellenó los formularios pertinentes en la funeraria así lo hicieron constar. “Sin embargo, al día siguiente fuimos a hacer la misa a la iglesia de Cardona y allí el sacerdote empezó hablando en catalán”, ha contado Dolores. Y entonces fue cuando todo se torció.

Primero, ha contado al citado medio, avisó a los de la funeraria de que la misa debía ser en castellano para cumplir con la última voluntad de su madre. Se le hizo saber al sacerdote, que paró la ceremonia, se fue a por otro misal y retomó la misa en castellano. Pero acabada la lectura volvió al catalán. “El de la funeraria se acercó de nuevo al altar y le recordó que la difunta quería la misa en castellano. Entonces, el sacerdote bajó, se vino a nosotros y nos dijo que ya había hecho una parte en castellano y que seguiría en catalán porque no tenía los libros para continuar en castellano”, prosigue en su relato de lo ocurrido la hija de Dolores.

A final, para “evitar un escándalo”, la familia decidió coger el féretro de su madre y llevárselo sin haber acabado la misa hacia el cementerio para proceder al entierro. Un momento incómodo y "triste" para los familiares de la difunta, que aseguran que para ellos “el daño ya está hecho" y que no entienden “qué movió al cura a hacer lo que hizo, pero debería haber sido más caritativo y profesional”. A la hija de Dolores, no le “sirven disculpas ni excusas" y siente que la ha “decepcionado”.

Pasado el momento, presentaron una queja a la Diócesis de Solsona que ha estado recientemente en boca de todos por la marcha del polémico obispo Xavier Novell. La versión eclesiástica es que el sacerdote, Carles Pubill, uno de los párrocos que firmó a favor del 1´O, no contaba con los materiales en castellano para dar toda la misa porque no se le había comunicado. “No entiendo todo este alboroto, si me hubieran avisado con tiempo, lo habría hecho como querían porque yo ya he hecho muchas otras misas y funerales en castellano. Aquí en Cardona hay muchos castellanoparlantes”, ha explicado a ABC .

EN VÍDEO | El Papa afirma que es un "deber imprescindible" proteger a los jóvenes de abusos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente