La familia de Esther López pide que no permitan "campar libre" al principal sospechoso del asesinato

·2 min de lectura
Protesta en Traspinedo, Valladolid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Protesta en Traspinedo, Valladolid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Protesta en Traspinedo, Valladolid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

La familia de Esther López, la mujer de 35 años cuyo cadáver fue encontrado el pasado 5 de febrero cerca de una carretera de acceso a la localidad de Traspinedo (Valladolid), ha pedido este viernes que no se permita “campar libre” al principal sospechoso del caso.

En un comunicado difundido a los medios de comunicación, defienden que los dos meses de investigación de la Guardia Civil “nos han permitido conocer que nuestra hija y hermana fue abandonada a su suerte después de sufrir un atropello intencionado que la dejó incapaz de valerse por sí misma”.

Los familiares de la víctima destacan las indagaciones que se han producido desde el inicio del caso y defienden que hay “indicios de sobra” que sirven para acusar al principal sospechoso.

Aseguran que después “de encontrar ADN que se puso mucho esfuerzo en ocultar”, entienden que “no cabe duda de que esos agentes de la Guardia Civil han conseguido descubrir que hay indicios de sobra que apuntan a una única persona como presunto responsable de lo que le sucedió a nuestra Esther”.

El dolor de los afectados es “mayor” porque esa persona (en el comunicado no ponen el nombre) era conocida y asegura no entender “que en este nuevo escenario plagado de pruebas sólidas se le permita seguir libre cuando puede fugarse cualquier día con la misma frialdad con la que pudo ocultar el cuerpo de Esther durante semanas mientras sus vecinos y amigos la buscaban”, ha agregado.

“Desde el primer momento hemos querido creer en que la Justicia repararía el daño, que tal vez repararía algo el desgarro del alma con el que siempre viviremos”, han subrayado.

Los familiares esperan que se siga cumpliendo la ley y que “no se permita campar libre al principal sospechoso” de haber arrancado a Esther de su lado y de “ocultar hasta a sus más íntimos lo que había pasado”.

“Hasta ahora sus palabras le han valido la libertad. Solo pedimos que la ciencia policial valga ahora para que el sistema tome medidas que garanticen que se hará Justicia a Esther”, han concluido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR