Familia espera "justicia" por el asesinato de española María Villar en México

Agencia EFE
·3 min de lectura

México, 16 nov (EFE).- Los familiares de María Villar, española secuestrada y asesinada en México en 2016 y sobrina del expresidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, esperan que se haga "justicia" en el juicio que comenzará este martes contra los dos presuntos asesinos.

"Lo vivimos con un poco de ansia y ganas de que por fin se lleva a cabo este juicio, lo que esperamos es que se haga justicia. Confiamos que la justicia mexicana haga bien su trabajo", dijo este lunes a Efe en entrevista telefónica desde España Verónica Villar, una de las tres hermanas de María.

Sólo el esposo de María, el brasileño Cristiano do Vale, estará presente en el juicio en calidad de testigo, mientras que el resto de la familia no ha podido viajar desde España por la pandemia de la covid-19 y seguirá la audiencia de forma virtual.

Verónica destacó que "el juicio se ha interrumpido como cinco veces" en estos cuatro años y contó que tras esta audiencia, que comenzará el 17 de noviembre y terminará el 23 de noviembre, "se supone que habrá un fallo".

La Fiscalía acusa del asesinato de María Villar a dos personas que fueron arrestadas a los pocos días de los hechos y al parecer uno de ellos es un expolicía.

La familia asegura que hay muchas pruebas en contra de ambos detenidos, pero desea que la investigación siga su curso por si hay más implicados en el secuestro y asesinato de María.

María Villar y su marido llevaban tres años en México cuando ocurrió el crimen, después del cual el esposo decidió salir del país, donde ahora ha regresado para participar como testigo.

"Queremos que se haga justicia, que tanto la Fiscalía como la autoridad judicial puedan desahogar las pruebas que se presenten en esta fase y conseguir que se haga justicia por María y la familia", contó a Efe Do Vale, quien evitó ahondar en detalles sobre la investigación.

Do Vale contó que tras el asesinato ya contaba con que la resolución del crimen podría durar "unos tres años", pero ahora, pasados más de cuatro años, asegura que "se ha hecho largo" el proceso judicial.

Por su parte, Verónica recuerda a María "como una persona genial, generosa, inteligente, lleva de vida, simpática, con buen don de gentes, que había vivido en muchos países y era la mejor hermana".

María Villar, sobrina del expresidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, fue secuestrada el 13 de septiembre de 2016 al subir a un taxi en la zona comercial de Santa Fe, en Ciudad de México, y fue encontrada sin vida dos días después en un paraje de Santiago Tianguistenco, en el colindante Estado de México.

De acuerdo con las investigaciones, la española tomó un supuesto taxi y avisó a su esposo que ya se dirigía a casa, pero metros más adelante otra persona abordó el vehículo y tras forcejear con ella la sometió de manera violenta.

El esposo solicitó la asistencia a la Policía Federal y después de una prueba de vida se pagó un rescate de 65.000 pesos (3.557 dólares), pero los delincuentes interrumpieron la comunicación y el cuerpo de la española fue hallado el 15 de septiembre.

(c) Agencia EFE