Familia desamparada que dormía en el metro de Chicago por temor a la deportación recibe ayuda solidaria

El problema de la indigencia es grave en Estados Unidos y existen casos en que familias enteras deben vivir en la calle a causa de la pobreza y la falta de oportunidades. Pero hay también ejemplos de solidaridad que enaltecen y tienden una mano generosa a los desamparados.

Un caso así comenzó en una estación del metro de Chicago.

Alexis Aguilar, narra el periódico Chicago Sun Times, viajaba en un tren de la línea azul del metro de Chicago cuando vio a una niña pequeña salir de debajo de los pies de sus padres. La pequeña dormía en el suelo y eso llamó poderosamente la atención de Aguilar, quien a poco se percató que no se trataba de un caso más de personas que dormitaban en el metro durante su trayecto, eran las 5:30 am, si no que la niña y su familia, en total ocho personas, al parecer estaban desamparados y en realidad usaban el vagón del metro como refugio para dormir.

Una pequeña niña duerme en el suelo de un vagón del metro de Chicago, parte de una familia de ocho personas desamparadas que pasan la noche en trenes y estaciones en esa ciudad. (Facebook/Alexis Aguilar)

Conmovida, Aguilar (quien es madre soltera) grabó un video de esa escena en el metro de Chicago y lo publicó en Facebook. El video se volvió rápidamente viral, ha sido visto ya más de 137,000 veces, y en paralelo  comenzó una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe para ayudar a la familia desamparada.

“Tras encontrar a esta familia de ocho personas, les pido a todas las almas generosas que por favor les ayuden a retomar su camino”, pidió Aguilar a los usuarios de GoFundMe.

La respuesta al post de Facebook y a la campaña en GoFundMe de Aguilar fue ciertamente generosa y ya se han recaudado más de 12,500 dólares (de un objetivo inicial de 5,000) en ayuda solidaria. Además, la divulgación del caso de la familia movió a que otra persona les ofreciera un lugar para quedarse, de modo que no tengan que vivir más en la calle o en el metro.

Y la ayuda no ha parado allí. Alexis pidió en su post de Facebook que quien quisiera hacer donaciones de comida, ropa o productos de higiene para esta familia los llevara al gimnasio Body Shot Boxing Club, ubicado muy cerca de Pilsen, uno de los barrios mexicanos históricos de Chicago.

La historia de esa familia desamparada comenzó entonces, poco a poco, a ser conocida. De acuerdo al periódico Chicago Tribune, esas ocho personas eran de origen latino, seis menores, el padre y la madre. Los adultos al parecer no hablaban inglés, pero Alexis (que no domina el español) pudo comunicarse parcialmente con ellos, les dio el número de un albergue y algo de dinero.

Pero no pudo obtener sus nombres ni datos de referencia.

Con todo, Aguilar emprendió su campaña de ayuda en Facebook y GoFundMe y, poco después, otras personas reportaron haber visto a la familia. Martín Fierro, otro residente de Chicago, dijo que en una ocasión los encontró: ellos le pidieron ayuda y le dijeron que vivían en la calle y en el metro por miedo a ser deportados y separados. Finalmente pudieron ser hallados en otra zona de la ciudad gracias al testimonio de otro usuario, y actualmente la familia está ya siendo atendida gracias a la solidaridad comunitaria.

Pero su historia muestra un ángulo punzante de la actual tensión en materia de inmigración: las políticas de persecución de indocumentados del gobierno federal tienen efectos que incluso llevan a familias enteras a la indigencia y las colocan en situación de grave vulnerabilidad y desamparo.

Las redes sociales dieron en este caso una mano solidaria, pero en general se necesita también a gran escala una aproximación distinta, más humana y justa, en el tema de la inmigración para evitar la separación de familias o su caída en el desamparo.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro