La fama no ha hecho que Benedict Cumberbatch se olvide de su pasado más altruista

Benedict Cumberbatch siempre ha disfrutado de los privilegios de venir de una familia británica de alta clase, lo que le ayudó a tener una educación en prestigiosas escuelas de artes dramático como Harrow y a ascender en la industria hasta ser uno de los actores del momento. Sus padres eran actores consagrados, su abuelo fue un héroe de guerra e incluso es descendiente lejano del rey Ricardo III, pero todo esto no fue impedimento para que en su juventud se erigiera como una persona solidaria que priorizó el ayudar a la gente por encima de alcanzar rápidamente el éxito.

Como bien ha contado en entrevistas como la ofrecida en 2005 a BBC, tras terminar sus estudios dejó paralizadas sus intenciones de ascender como actor y se fue a hacer voluntariado a la India. Se trasladó a Darjeeling, donde ejerció de profesor de inglés en un monasterio budista durante un año mientras trataba de ayudar a las personas de la zona. A su vuelta dio comienzo a su carrera y no tardó en ascender en el teatro, la televisión y el cine británico, pero su buena posición profesional no hizo que dejara de lado esta vena solidaria. De hecho, aprovechando que tenía más recursos a su alcance decidió potenciarla.

Es embajador de organizaciones que usan el arte para ayudar a los desfavorecidos, como el caso de Odd Arts, Anno's Africa y Dramatic Need. También aporta altas cantidades de dinero a la investigación del cáncer, la esclerosis múltiple o enfermedades neurodegenerativas a través de asociaciones como la Motor Neurone Disease Association o la ALS Association. Además, cuando protagoniza películas cercanas a una causa como The Imitation Game con el colectivo LGTBIQ+ siempre se vuelca lo máximo posible con la ayuda y la reivindicación del tema pertinente.

Por todo esto, la reina Isabel II le condecoró como caballero por sus servicios a las artes escénicas y a la caridad, y es que la gran fama de la que goza ahora mismo Cumberbatch en franquicias como el Universo Marvel no ha impedido que olvide este lado altruista con el que se volcó en su juventud.

Más historias que te pueden interesar: