Fallece por suicidio el jefe de la petrolera rusa Lukoil, crítico con la guerra de Ucrania

·3 min de lectura
© AFP - Mikhail Klimentyev

El máximo jefe de Lukoil, Ravil Maganov, cayó de una ventana del hospital donde recibía tratamiento. Desde 1993 trabajó en puestos ejecutivos en la empresa. Lukoil es el segundo mayor productor de crudo en la nación euroasiática.

Ravil Maganov, jefe de una de las empresas petroleras más importantes de Rusia falleció tras caer de una ventana según medios de prensa locales.

Según la agencia Interfax, una fuente le indicó que “Maganov cayó de la ventana de su habitación en el Hospital Clínico Central esta mañana. Murió por las heridas”. Por su parte, la agencia TASS confirmó que se trataba de una “muerte por suicidio”, citando a autoridades.

El directivo se encontraba recibiendo tratamiento médico en el Hospital Clínico Central después de sufrir un paro cardiaco. Según TASS se encontraba tomando antidepresivos.

En un comunicado, Lukoil lamentó el deceso de su presidente.

"Gracias al talento gerencial de Ravil Maganov, Lukoil pasó rápidamente de ser una pequeña empresa productora de petróleo a una de las compañías energéticas líderes en el mundo".

En un hecho poco común, la firma se manifestó de manera pública sobre la guerra en Ucrania.

El pasado mes de marzo, la junta rectora de la compañía hizo saber su preocupación por los “trágicos eventos” en el país vecino y exigió el fin “lo antes posible del conflicto armado” a través de conversaciones.

El comunicado resaltaba además que “en sus actividades Lukoil aspira a contribuir a la paz, las relaciones internacionales y los lazos humanitarios”.

Como parte de las medidas tomadas contra Moscú por la anexión de Crimea, Lukoil se encuentra bajo un régimen de sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Su muerte está rodeada de circunstancias sospechosas

Medios de prensa internacionales citaron fuentes cercanas a Maganov, quienes no están convencidos de que haya sido un suicidio.

Cuando estos medios consultaron a la policía de Moscú, la institución remitió los cuestionamientos al Comité de Investigación Estatal, organismo que se encarga de esclarecer las principales indagaciones en el país.

Ravil Maganov se suma a un grupo de ejecutivos de la esfera petrolera y empresarios rusos que murieron de forma repentina en lo que va de año.

En los últimos meses, se reportó el fallecimiento de Leonid Shulman, que se desempeñaba como jefe del servicio de transporte de Gazprom Invest. Su cuerpo fue encontrado el pasado 30 de enero, en el baño de una casa de campo.

Alejandro Tyulakov, ejecutivo de Gazprom, fue encontrado muerto en la mañana del 25 de febrero. El empresario Mijail Watford fue encontrado sin vida al sureste de Inglaterra el 28 del mismo mes.

Semanas más tarde, en abril, fue hallado el cuerpo sin vida del exvicepresidente de Gazprom, Vladislav Avayev, en un apartamento de Moscú junto a los cadáveres de su esposa y su hija.

En los siguientes meses, se conoció del hallazgo de Serguéi Protosenya, Vladímir Lyakishev, Yuri Voronov y por último de Maganov.

Ravil Maganov fue nombrado como presidente de Lukoil en lugar de Valeri Greifer, fallecido en abril.

Hasta el momento, no se tiene más información sobre el curso de las investigaciones. Una característica habitual en estos temas es el hermetismo que las autoridades rusas imprimen a este tipo de casos.

Con Reuters y EFE