Alberto Oliart, una vida dedicada a la política y la comunicación

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 13 feb (EFE).- Alberto Oliart, fallecido esta madrugada en Madrid a los 92 años, fue ministro de Defensa, de Sanidad y de Industria y Energía entre 1977 y 1982, durante los gobiernos de UCD y años después, en 2009, llegó a la presidencia de la Corporación Radio Televisión Española por acuerdo entre los grupos parlamentarios del PSOE y PP.

Oliart nació en Mérida (Badajoz) el 29 de julio de 1928, pero a los pocos meses su familia se trasladó a Barcelona, en cuya universidad estudió Derecho y se licenció con premio extraordinario en 1950.

En 1953 ganó las oposiciones a Abogado del Estado y se dedicó en exclusiva a estas funciones hasta 1965, primero en la Delegación de Hacienda de Ciudad Real y, desde 1958, en la Dirección General de lo Contencioso del Estado, en el Ministerio de Hacienda.

El 1965 ocupó el cargo de director administrativo y financiero de la compañía ferroviaria RENFE, donde llegó a ser secretario general. En 1968 reingresó en el Cuerpo de Abogados del Estado en el Tribunal Supremo y desarrolló una intensa actividad profesional como asesor de empresas.

En 1973 fue nombrado consejero y director general del Banco Hispano Americano, puesto al que sumaría el de miembro de la comisión ejecutiva en 1990.

Su primera cartera ministerial fue la de Industria y Energía, que le fue confiada por Adolfo Suárez tras las elecciones del 15 de junio de 1977, cargo que abandonó en febrero de 1978. En diciembre de ese año se afilió a Unión de Centro Democrático (UCD) y fue elegido diputado por Badajoz el 1 de marzo de 1979.

El 10 de septiembre de 1980 fue nombrado ministro de Sanidad y Seguridad Social. Después del intento de golpe de estado del 23F pasó a hacerse cargo de la cartera de Defensa hasta 1982, cuando el PSOE ganó las elecciones generales.

Al dejar la política volvió a dedicarse a la abogacía y a la cría de ganado merino en su finca "Los Rafaeles", en Badajoz. En 2008 formó parte del grupo de expertos que redactó una propuesta de reforma del Estatuto de autonomía de Extremadura.

El 24 de noviembre de 2009 volvió de nuevo a la actividad pública. El pleno del Congreso de los Diputados, por acuerdo entre los grupos parlamentarios del PSOE y del PP, lo eligió presidente de la Corporación Pública de RTVE. Dos días después juró el cargo, en el que sucedió al periodista Luis Fernández.

Durante su presidencia, TVE decidió suprimir la publicidad y las corridas de toros por coincidir con horario infantil y considerarlas actos de violencia animal. La televisión pública fue líder de audiencia en 2009 y en 2010.

Oliart tuvo que hacer frente a varias varias huelgas de los trabajadores de RTVE, la más importante el 3 de marzo de 2010, convocada en protesta por la externalización de algunos programas.

En abril de 2010, el Partido Popular consideró roto el acuerdo por el que se nombró a Oliart y pidió su "inmediata dimisión" después de atribuir a TVE "manipulación y sectarismo" en sus informativos.

El 6 de julio de 2011 dimitió como presidente de la Corporación RTVE alegando razones personales, principalmente de salud. Su salida coincidió con el conocimiento de que la dirección del ente público había decidido contratar los servicios técnicos para el programa "Las Mañanas de La 1" a la empresa Telefonica Broadcast Services, de la que su hijo Pablo era administrador único.

A lo largo de su vida Alberto Oliart recibió varios reconocimientos, tanto por su faceta como político como por la de escritor.

En 1997 fue galardonado con el X Premio Comillas de Biografía, Autobiografía y Memorias por su libro "Contra el olvido". En 1998 recibió la Medalla de Extremadura. En 1982 el Gobierno de Felipe González le concedió la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica y en 2008 la ministra socialista de Defensa Carme Chacón le entregó el Premio Extraordinario "por su contribución al desarrollo de la política de Defensa y por su papel en el proceso de incorporación de España a las organización internacionales".

Casado con Carmen de Torres Flores, tuvo seis hijos, dos de los cuales fallecieron en accidentes de tráfico. Su hija Isabel estuvo unida al cantante Joaquín Sabina, de cuya relación nacieron dos hijas.

(c) Agencia EFE