La factura de la luz será más barata en 2020 y estos son los motivos

Eduardo Loren

Los consumidores españoles no entienden el recibo de la luz. Más de seis de cada 10 hogares ni siquiera saben qué tarifa tienen contratada, según una reciente encuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Por si fuera poco el caos, la factura va a introducir cambios durante 2020 que van a complicar todavía más su compresión.

Los costes fijos bajan

Una de las buenas noticias de este año es que el recibo de la luz bajará en torno a un 2% para más de 11 millones de clientes, gracias a unos cambios que se van a introducir próximamente.

Los agraciados son aquellos que tienen contratada la tarifa regulada, llamada precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC). Para saber si se tiene este tipo de tarifa se puede mirar la factura en la que aparecen estas siglas (ver imagen).

Otra forma de comprobarlo es mediante el nombre de la compañía eléctrica que se encarga de pasar los recibos al banco. Si en lugar de las archiconocidas denominaciones como EndesaIberdrolaNaturgy o Repsol, aparece un nombre como BaserEnergía XXI o Curenergía significa que tiene esa tarifa. 

Factura luz

La bajada de precios se debe a que Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido cambiar la forma de calcular los peajes de transporte y distribución de la electricidad, es decir, el dinero que le paga a las compañías distribuidoras para que la electricidad llegue a todas las casas.

Estos peajes representan aproximadamente el 40% del importe total del recibo. El resto se corresponde a impuestos (25%) y energía consumida (35%). Una vez entren en vigor estos cambios, los peajes se recortarán un 5,6% de media después de cinco años congelados. Lo que significa que el recibo de luz bajaría un 2% para los ciudadanos.

Estos cambios debían haber entrado en vigor el pasado 1 de enero de 2020, pero no fue así. Competencia ha remitido al Consejo de Estado este proyecto que todavía está en estudio. 

Ante el retraso, el Ministerio de...

Sigue leyendo en El HuffPost