Facebook quiere limpiar su imagen eliminando su sistema de reconocimiento facial... pero no es suficiente

·4 min de lectura

Facebook es una red social que gana dinero utilizando los datos privados de sus usuarios. Y entre esos datos están los rostros de todos ellos. Sí, Facebook sabe cómo es tu rostro y utiliza esa información para lucrarse. El reconocimiento facial se utiliza para analizar las fotos y los vídeos en los que apareces en Facebook (por ejemplo, tu foto del perfil y las fotos y los vídeos en los que te han etiquetado). 

Pues bien, ahora Facebook ha anunciado que pondrá fin a su sistema de reconocimiento facial en medio de la creciente preocupación de usuarios y reguladores sobre sus actividades.

Facebook quiere limpiar su imagen eliminando su sistema de reconocimiento facial... pero no es sufiente REUTERS/Dado Ruvic/Illustration
Facebook quiere limpiar su imagen eliminando su sistema de reconocimiento facial... pero no es sufiente REUTERS/Dado Ruvic/Illustration

La red social, cuya empresa matriz se llama ahora Meta, dijo que eliminará las plantillas de reconocimiento facial individuales de más de mil millones de personas como resultado de este cambio. La empresa dijo en un blog que más de un tercio de los usuarios activos diarios de Facebook, es decir, más de 600 millones de cuentas, habían optado por el uso de la tecnología de reconocimiento facial.

Facebook está haciendo que esto parezca una decisión puramente ética, pero parece que ya es una información útil. En 2012, cuando esta tecnología se implementó, la gente solía subir grandes álbumes de fotos de una fiesta con toneladas de caras; la gente simplemente no hace eso ahora. Con esa inforamación Facebook podía conocer, por ejemplo, con quién nos relacionábamos fuera de la red social, en caso de que no fuéramos amigos de ellos en Facebook, o quiénes eran nuestros amigos más íntimos, en caso de salir en muchas fotos acompañados por ellos. 

Facebook ya no reconocerá automáticamente los rostros de las personas en las fotos o los vídeos, según la publicación. El cambio, también afectará a la tecnología de texto alternativo automático que la empresa utiliza para describir las imágenes para las personas ciegas o con discapacidad visual. Los servicios de Facebook que dependen de los sistemas de reconocimiento facial se eliminarán en las próximas semanas.

"Hay muchas preocupaciones sobre el lugar que ocupa la tecnología de reconocimiento facial en la sociedad, y los reguladores todavía están en proceso de proporcionar un conjunto claro de normas que regulen su uso", dijo la compañía. "En medio de esta incertidumbre continua, creemos que es apropiado limitar el uso del reconocimiento facial a un conjunto reducido de casos de uso".

Poner fin al uso del sistema de reconocimiento facial forma parte de "un movimiento de toda la compañía para alejarse de este tipo de identificación amplia", decía el post.

Meta, que presentó la semana pasada su hoja de ruta para la creación de un mundo virtual masivo, dijo que seguirá considerando la tecnología de reconocimiento facial para los casos en los que las personas necesiten verificar su identidad o para evitar el fraude y la suplantación de identidad. Para futuros usos de la tecnología de reconocimiento facial, Meta "seguirá siendo pública en cuanto al uso previsto, la forma en que las personas pueden tener control sobre estos sistemas y sus datos personales".

La decisión de cerrar el sistema en Facebook se produce en medio de un aluvión de noticias durante el último mes, después de que Frances Haugen, una ex empleada convertida en denunciante, diera a conocer un conjunto de documentos internos de la empresa a medios de comunicación, legisladores y reguladores.

Los informes muestran que Facebook es consciente de muchos de los daños que causan sus aplicaciones y servicios, pero no rectifica los problemas o se esfuerza por resolverlos.

En 2012, Facebook adquirió la empresa israelí Face.com por menos de 100 millones de dólares, haciéndose con un equipo de desarrolladores centrados en el reconocimiento facial para aplicaciones móviles. La operación se produjo pocos meses después de que Facebook adquiriera Instagram, el mayor esfuerzo del CEO Mark Zuckerberg en ese momento para trasladar el negocio a los móviles.

En julio de 2020, la empresa aceptó pagar un acuerdo de 650 millones de dólares tras ser demandada por recopilar y almacenar datos biométricos sin obtener primero el consentimiento del usuario, lo que está prohibido por la Ley de Privacidad de la Información Biométrica de Illinois.

Más noticias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente