El fabricante Renault producirá cinco modelos híbridos en España

·2 min de lectura
Un operario trabaja en la cadena de montaje de la planta en que se fabrican el vehículo eléctrico Renault Zoe y el híbrido Nissan Micra, el 6 de mayo de 2020 en Flins sur Seine, al noroeste de París

La compañía Renault anunció este martes que fabricará cinco nuevos modelos de vehículos híbridos en España, cuyo gobierno impulsa la producción de coches más ecológicos.

La atribución de estos modelos a las fábricas españolas del grupo "va a permitir convertir España en uno de nuestros polos más importantes de electrificación y de hibridación", indicó en un discurso el director general de Renault, Luca de Meo.

Estos nuevos coches "son productos electrificados, híbridos", indicó el empresario en un acto celebrado en una fábrica de Palencia (norte) con la presencia del rey Felipe VI y el jefe de gobierno español, Pedro Sánchez.

"El plan industrial de Renault contribuirá a convertir a España en líder de la electrificación del sector automovilístico", indicó el dirigente socialista español en Twitter.

Renault es el segundo fabricante en anunciar este mes la producción de coches eléctricos en España, segundo constructor de automóviles europeo por detrás de Alemania.

A principios de mes, el alemán Volkswagen anunció que ensamblará ese tipo de vehículos en su planta Seat en las afueras de Barcelona (noreste).

Volkswagen prevé invertir en esa fábrica 5.000 millones de euros (USD 5.950 millones) para impulsar esta línea de negocio.

Con el ecologismo como una de sus principales banderas, el gobierno de izquierdas de Sánchez apuesta por renovar el parque automovilístico del país para que en 2040 todos los vehículos sean "cero emisiones".

En junio anunció un plan de 3.750 millones de euros (USD 4.450 millones) para reimpulsar el sector de la automoción que contemplaba los incentivos para comprar este tipo de vehículos.

El sector automotriz, que genera un 10% del PIB español, vio caer en un 20% su producción en 2020 debido a los efectos causados por la pandemia que agravaron la mala coyuntura de este mercado a nivel mundial.

A finales de mayo, Nissan, miembro de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, decidió cerrar sus fábricas en Barcelona que empleaban a 3.000 personas.

Por contra, la fabricación de vehículos eléctricos e híbridos recargables se multiplicó por ocho respecto a 2019, pasando a representar un 6% de la producción total, según el informe anual de la asociación de constructores Anfac.

emi/dbh/du/mb