El fabricante de lujo Porsche debuta en bolsa con la oferta más valiosa en 25 años en Alemania

Volkswagen desafió a los volátiles mercados para incluir a su marca de autos deportivos en la bolsa de Alemania, con una valoración inicial de unos 75.000 millones de euros. La salida a bolsa de Porsche se produce en un momento en que las cotizaciones europeas se enfrentan a su peor año desde 2009.

Pasaron 26 años antes de que en Alemania se viera una oferta pública de tal magnitud: el fabricante de autos de lujo Porsche se enlistó en la bolsa y alcanzó una capitalización bursátil que casi iguala los 80.000 millones de euros de su casa matriz Volkswagen y que supera a la de su competidor Ferrari.

En su primer día en bolsa, Porsche vio cómo sus acciones subieron más del 3%, en una jornada de desplome para los mercados bursátiles mundiales, incluida la propia bolsa de Fráncfort.

Este debut no es solo el más valioso en la bolsa de Alemania, después del que hizo Deutsche Telekom en 1996. También es uno de los más grandes en Europa y se produjo en medio de una turbulencia bursátil marcada por la guerra en Ucrania, la alta inflación y la subida de tasas de bancos centrales.

El presidente ejecutivo de Porsche AG, Oliver Blume, cuyo doble papel como nuevo director de Volkswagen ha generado críticas de algunos inversionistas, elogió la cotización como un "momento histórico" mientras abrazaba a sus colegas y tocaba el timbre en un repleto parqué de la bolsa de valores de Fráncfort.

El valor de la acción de Porsche se había fijado en 82,50 euros y en los primeros minutos de las negociaciones subió a 84 euros, para cerrar cerca de los 85 dólares.

Volkswagen, con sede en Wolfsburgo, seguirá siendo el accionista mayoritario de Porsche y la cooperación industrial de las empresas continuará. Sin embargo, la venta está destinada a dar a Porsche más autonomía.

Con Reuters y AP