El verdadero cambio de Fabio Quartararo que le va a hacer campeón

·4 min de lectura
AUSTIN, TEXAS - OCTOBER 03: Fabio Quartararo of France and Monster Energy Yamaha MotoGP makes some fun at parc ferme during the race of the MotoGP Red Bull Grand Prix of The Americas at the Circuit of The Americas on October 03, 2021 in Austin, Texas. (Photo by Steve Wobser/Getty Images)
Quartararo consiguió un gran segundo puesto en Austin con el que consiguió tener su primer match ball en la próxima cita en Misano (Photo by Steve Wobser/Getty Images)

Fabio Quartararo terminó segundo el pasado Gran Premio de las Américas de MotoGP. Con los 20 puntos sumados en su casillero, el francés tiene la oportunidad de proclamarse campeón del mundo en la próxima cita del Mundial que se vuelve a disputar en Misano. Son 52 los puntos que le lleva de ventaja a Pecco Bagnaia cuando solo quedan 75 para disputarse. Mucho tendrían que cambiar las cosas para perder la tan ansiada corona y esto ha sido posible a un cambio que el año pasado le dejó KO cuando todos lo dábamos por favorito.

En 2020, con Marc Márquez fuera de combate, los ojos se focalizaban en el que había sido rookie del año, en el Diablo. El inicio fue espectacular con dos victorias en Jerez con una diferencia insultante respecto a sus perseguidores. Todo parecía indicar que iba a ser un paseo. Nada más lejos de la realidad. El piloto de Yamaha solo se volvió a subir al podio una sola vez más en las 12 carreras siguientes. Lo hizo con el triunfo en el GP de Catalunya. Aparte de esta victoria en Montmeló, lo mejor que consiguió fue un 4º puesto y, dejando de lado dos retiradas, se quedó fuera del TOP10 hasta en cuatro ocasiones. Donde no se sentía cómodo, sufría una barbaridad. Al final terminó octavo del Mundial a 44 puntos de Joan Mir, último campeón.

Con el paso al equipo oficial de Yamaha esa falta de regularidad no podía volver. Si se quiere luchar por un título se debe estar siempre arriba. Velocidad ya había demostrado que tenía, solo faltaba mantenerla. Y en este 2021 ha dado con la tecla. De las 15 carreras que llevamos de Mundial, solo se ha quedado fuera del TOP10 en Jerez y porque tuvo un problema mecánico cuando iba líder destacado. Además, ha ganado en cinco ocasiones y ha sumado otros cuatro podios. Donde debe sufrir, en vez de derrumbarse como el año pasado, salva los muebles. El caso de Austria es muy clarificador. La temporada pasada en una carrera se cayó y en la otra terminó octavo. Este año ha terminado tercero en una y séptimo en la otra. Otro caso es su GP de casa en Le Mans. En la edición de 2020 terminó noveno y este año se subió al tercer cajón del podio. Así las cosas, siempre estarán mucho más de cara.

Y por supuesto Quartararo es el que está marcando la diferencia en Yamaha. Si no fuera por él, el año de los de Iwata estaría siendo un auténtico desastre. Con el adiós de Viñales en medio de la temporada y la lesión de Morbidelli, solo se han sumado tres podios que no sean del francés. Dos de Maverick a inicio de año y uno del italiano. Bagaje muy pobre. De hecho, el de Roses es el piloto que haya corrido con Yamaha este año más cerca de Quartararo y eso es que está noveno en la clasificación a más de 150 puntos. En 17º está Morbidelli y en 21ª posición está un Valentino Rossi muy perdido. El nueve veces campeón del mundo es el que tiene menos puntos de todos los que han participado en cada una de las carreras que llevamos de 2021. Ahora con Dovizioso como compañero tampoco se espera una gran mejora, ya que lleva más de medio año alejado de los circuitos.

Otra de las claves por las que se está imponiendo Quartararo es su estilo de pilotaje. Esa finura con la que lleva su M1 es la mejor manera para devolver a los nipones a la gloria. De hecho, el último que lo hizo fue Jorge Lorenzo en 2015 justamente conduciendo con esa fluidez y su martillo en cada vuelta. Las victorias de Fabio no han sido grandes cuerpos a cuerpos. Más bien ha sido por puro ritmo. Como hacía Jorge en sus mejores momentos en Yamaha. Ese cambio de mentalidad le ha dado alas a Quartararo. La velocidad ya la tenía solo faltaba no hundirse. Cuando ha llegado su gran oportunidad, no ha fallado. Y por ello, con casi total seguridad, va a ser el nuevo campeón del mundo de MotoGP.

Vídeo | Sebastian Vettel ofrece una lección de lo que debería ser un deportista en la derrota

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente