La larga espera para ver emerger al pueblo fantasma italiano sumergido bajo un lago artificial

M. J. Arias
·3 min de lectura

En la provincia de Lucca (Toscana, Italia) se encuentra un singular pueblo medieval llamado Fabbriche di Careggine al que un lago artificial construido en los años cuarenta condenó a convertirse en pueblo fantasma. Solo cuando el lago es vaciado para su mantenimiento, sus casas de piedra emergen de nuevo para disfrute de lugareños y turistas que se congregan en la zona. Solo ha ocurrido cuatro veces y la quinta se está haciendo de rogar más de lo esperado dada la coyuntura actual.

Bajo las aguas del Lago Vagli, en Italia, se esconde un pueblo medieval (Foto: Romano Cagnoni/Getty Images)
Bajo las aguas del Lago Vagli, en Italia, se esconde un pueblo medieval (Foto: Romano Cagnoni/Getty Images)

El vaciado de los 35 millones de metros cúbicos de agua que lo componen tuvo que ser retrasado y la idea era intentar llevarlo acabo este año. Sin embargo, según publica la cuenta @castelliditalia, habrá que espera aún más ya que esta operación de mantenimiento ha sido retrasada a 2022. Cuando por fin se realice, será la quinta vez desde que fue cubierto por las aguas que sus edificios de piedra vean la luz. Antes ya lo hicieron en 1958, 1974, 1983 y 1994.

Cuando eso ocurre lo que queda a la vista son las ruinas de Fabbriche di Careggine, un pequeño pueblo de origen medieval levantado en 1270 que comenzó a desaparecer en 1941. Fue entonces cuando se iniciaron las labores de construcción de un lago artificial con vistas puestas en la energía hidroeléctrica que pretendía producirse a partir de él –de hecho, la propietaria del mismo es Enel–.

Una vez comenzados, los trabajos tuvieron que ser paralizados debido a la Segunda Guerra Mundial y no fueron terminados hasta seis años después. Primero con una profundidad de 65 metros y más tarde de 95 metros. Bajo el agua quedaron los pueblos de Pantano, Piari y Fabbriche di Careggine y sus habitantes fueron trasladados a los márgenes del lago. 

La última vez que Fabbriche di Careggine emergió fue en 1994. (Foto: Getty Images)
La última vez que Fabbriche di Careggine emergió fue en 1994. (Foto: Getty Images)

El atractivo turístico de cada vaciado se encuentra en el último de los pueblos mencionados, que es el más antiguo. Cuando el agua se retira se puede ver, pasear y fotografiar lo que queda de sus casas centenarias de piedra, la iglesia con su campanario en ruinas, su cementerio y su puente

Conocido como el ‘pueblo fantasma’, Fabbriche di Careggine, fue un lugar de residencia y labor de herreros que se dedicaban a trabajar con el hierro que sacaban del monte Tambura, situado en los Alpes Apuanos, a menos de seis kilómetros de allí. Cuenta la leyenda que cuando el pueblo emerge, sus antiguos moradores vuelven a casa. 

En los alrededores del lago, además de los pueblos circundantes se puede disfrutar de un entorno natural con bosques de castaños y hayas en los que se ofrecen diversas actividades al aire libre además de paseos y senderos por los que caminar o pedalear. 

EN VÍDEO | La Ópera de Roma reabre con un concierto de Verdi y las localidades agotadas