Un nuevo fármaco dobla la supervivencia en un tipo de cáncer de mama metastásico

·4 min de lectura
Un lazo rosa, símbolo de la lucha contra el cáncer de mama. (Photo: Panuwat Dangsungnoen via Getty Images/EyeEm)
Un lazo rosa, símbolo de la lucha contra el cáncer de mama. (Photo: Panuwat Dangsungnoen via Getty Images/EyeEm)

Un lazo rosa, símbolo de la lucha contra el cáncer de mama. (Photo: Panuwat Dangsungnoen via Getty Images/EyeEm)

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS, del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) han participado en un ensayo internacional que ha demostrado la eficacia de un nuevo fármaco que duplica la supervivencia en pacientes con cáncer de mama metastásico con baja expresión de HER2.

El nuevo tratamiento, el trastuzumab deruxtecan, logra doblar la supervivencia sin progresión de la enfermedad en las pacientes con este tipo de tumor respecto a los tratamientos estándar.

En la investigación, que publica el New England Journal of Medicine (NEJM), han participado los oncólogos del Hospital Clínic-Idibaps Aleix Prat y Maria Vidal, la oncóloga del Hospital Vall d’Hebron Cristina Saura, y el oncólogo del ICO Miguel Gil.

Los resultados se han presentado este domingo durante la sesión plenaria del congreso de la American Society of Clinical Oncology (ASCO). El cáncer de mama es el tumor más frecuente en mujeres en todo el mundo, afecta a 2,3 millones de personas y causa la muerte de 571.000 cada año.

Entre los distintos subtipos, los cánceres de mama HER2 negativo representan el 70% de todos los tumores.

Los niveles de HER2, una proteína que se encuentra en el exterior de las células tumorales, se determinan de forma rutinaria para decidir cuál es la estrategia de tratamiento adecuada para el cáncer de mama.

En el caso de los tumores metastásicos HER2 negativos, se ha visto que el 55% no tienen amplificación del gen HER2 (por tanto, hasta ahora son considerados como HER2-negativos) pero el 70% de éstos expresan niveles bajos de la proteína HER2 (HER2-low).

Estos tumores HER2-low son un grupo muy heterogéneo que incluye otros dos subtipos en función de si las células tumorales expresan o no receptores hormonales (RH): RH positivo o RH negativo.

“Hasta ahora, las pacientes con tumores HER2-negativos no se beneficiaban de tratamientos contra el HER2 como el trastuzumab, un anticuerpo que ha cambiado la evolución del cáncer de mama HER2-positivo”, ha explicado Aleix Prat.

Ahora, gracias a este nuevo fármaco inmunoconjugado, que combina 7-8 moléculas de una quimioterapia muy potente con el anticuerpo trastuzumab, “se prolonga la supervivencia de las pacientes”, ha añadido.

El nuevo fármaco trastuzumab deruxtecan conjuga un anticuerpo monoclonal (el trastuzumab) con un quimioterápico (el deruxtecan) y ha sido aprobado recientemente para tratar el cáncer de mama metastásico HER2+ por la Agencia del medicamento de Estados Unidos (FDA) y de Europa (EMA).

Ahora, este fármaco puede dirigirse también a células tumorales que expresen niveles bajos de HER2 y transportar la carga citotóxica a estas células tumorales pero también a las células vecinas sin expresión del HER2, un efecto conocido como bystander.

“Uno de los retos actuales será asegurar que se miren de forma adecuada los niveles de HER2 porque hasta ahora no era importante, pero ahora lo es mucho, y estudios previos muestran gran discordancia entre patólogos para identificar niveles bajos de HER2”, ha advertido Maria Vidal.

El ensayo ha evaluado el uso de este fármaco en pacientes con cáncer de mama HER2-low que habían recibido uno o dos tratamientos previos de quimioterapia además de tratamiento hormonal.

En el ensayo participaron 557 pacientes, de las que cerca del 90% tenían un tumor con RH positivo y un 10% tenían un tumor con RH negativo.

La supervivencia libre de progresión fue de cerca de 10 meses cuando se utilizó el trastuzumab deruxtecan y de 5,1 meses con la quimioterapia habitual. La supervivencia media fue de 23,4 meses frente a cerca de 17 meses haciendo la misma comparativa.

“Los resultados obtenidos son estadísticamente significativos, clínicamente muy relevantes y con efectos adversos muy manejables. Este tratamiento pasará a ser un estándar en breve, y esperamos que no tarde mucho en poder ser incorporado en el sistema público una vez se apruebe por la Agencia Europea del Medicamento y la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios”, ha concluido Miguel Gil.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente