Ezra Miller y la disculpa que da el respiro que Warner bros necesitaba

·4 min de lectura

Ezra Miller ha creado un problema serio a Warner con el lanzamiento de The Flash. Esta próxima cinta de DC, que tras sufrir varios retrasos tiene previsto estrenarse en cines el 23 de junio de 2023, iba a suponer el reinicio del universo de superhéroes del estudio después de sus varios tropiezos en tratar de emular el éxito de Marvel. Lo haría adaptando el arco argumental de Flashpoint, los cómics donde el personaje de Barry Allen crea una alteración temporal al viajar al pasado y tratar de evitar la muerte de su madre, un escenario que daría juego a volver a desarrollar las historias de Batman, Superman, Wonder Woman u otros conocidos roles del mundo de DC.

Sin embargo, tanta ambición, que incluso contará con el regreso de Michael Keaton y Ben Affleck con sus respectivas versiones del caballero oscuro de Gotham, se ha visto truncada por los problemas legales que su protagonista lleva protagonizando desde hace varios meses. Las acusaciones por alteración del orden público, por comportamientos violentos o por cometer delitos de robo ponían en jaque el estreno de una cinta cuyo presupuesto se estima en más de 200 millones de dólares. Y es que difícilmente el estudio iba a poder lidiar con un problema de imagen tan grave como el promocionar una cinta cuyo gran protagonista tiene problemas con la ley. Pero, por suerte, Ezra Miller ha salido a pronunciarse en el momento más oportuno.

Ezra Miller en la premiere de 'Liga de la justicia' en 2017 (Foto: David M. Benett/Dave Benett/WireImage/Getty Images)
Ezra Miller en la premiere de 'Liga de la justicia' en 2017 (Foto: David M. Benett/Dave Benett/WireImage/Getty Images)

Miller, a través de un comunicado recogido por The Hollywood Reporter, ha reconocido que está atravesando “problemas de salud mental complejos” y que va a comenzar un tratamiento para encontrar solución. También pide disculpas por sus actos, por haber alarmado al mundo de semejante manera y declara que se compromete a alcanzar una vida productiva y saludable.

"Habiendo pasado recientemente por un intenso periodo de crisis, ahora entiendo que estoy sufriendo problemas de salud mental complejos y he comenzado un tratamiento. Quiero disculparme con todos aquellos a los que he alarmado con mi comportamiento. Me comprometo a hacer el trabajo necesario para volver a una etapa segura, saludable y productiva en mi vida", escribía el actor.

Si recordamos, las polémicas se remontan a 2020, cuando apareció en internet una grabación donde se veía a Miller aparentemente asfixiando a una mujer en las afueras de un bar en Islandia. La víctima, que recientemente se pronunció en un artículo publicado por Variety, contó que le preguntó por las cicatrices de sus pies que se veían a través de sus sandalias, a lo que este le contestó que eran “cicatrices de batalla” y ella bromeó con que podía “llevarle a una pelea”. Fue entonces cuando se tomó las palabras en serio y tuvo dicho ataque.

El artículo también recogía testimonios de otra mujer alemana que aseguraba que el actor entró en cólera cuando fue a visitarla a su casa en Berlín, donde procedió a insultarla y atemorizarla. Además, recientemente no ha parado de protagonizar altercados, como cuando fue detenido por alteración del orden público en un bar de Hawai y acusado de acoso. En el primer caso tuvo que afrontar el pago de una multa de más de 500 dólares, mientras que el cargo de acoso fue desestimado. Además, en los últimos días volvió a saltar a la prensa tras ser acusado de delito grave de robo en Vermont, después de que la policía lo encontrara culpable de hacerse con varias botellas de alcohol de una vivienda mientras los propietarios no estaban presentes.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Si a los problemas legales le sumamos el terremoto de cambios y cancelaciones que está habiendo en Warner, el futuro de The Flash parecía incierto. El estudio, tras su compra por parte de Discovery y el mal desempeño de su estrategia con el streaming, no ha dudado en cancelar películas ya completas en las que ha invertido casi 100 millones de dólares, como ha sido el caso de Batgirl. Desde luego, con una producción de 200 millones para cines esperada por muchos fans el caso es muy diferente, pero, dada la imposibilidad de sustituir o eliminar al actor dada la importancia de su personaje en la trama, tampoco es una opción que se descartara.

Según recogió The Hollywood Reporter, desde Warner se estaban planteando tres escenarios posibles para el estreno de la película. El primero, y más favorable para todos, sería ofrecer una entrevista con Miller pidiendo disculpas y proceder con una promoción limitada con su presencia. La segunda, sería prescindir por completo del actor en entrevistas u otros actos promocionales, mientras que la última y más drástica valoraría el prescindir de la película siguiendo el camino de Batgirl.

Por suerte, la disculpa de Miller ha llegado antes de lo previsto. Y si el actor cumple su cometido de someterse a terapia, tratar de paliar sus problemas e intentar salir de este agujero con un procedimiento alejado del ruido y las polémicas, a Warner va a beneficiarles y evitarles muchos quebraderos de cabeza. Y que llegue justo en este instante donde se han juntado tantas polémicas referentes a Miller, sin duda supone un alivio grande para calmar las aguas y evitar que la bola se haga aún más grande. No obstante, de aquí al estreno en junio de 2023 aún queda mucho tiempo por delante. Y quién sabe hacia donde puede conducir todo este tema.

Más historias que te pueden interesar: