Expulsados de El Aaiún: La anormalidad está instalada en el Sahara Occidental

1 / 2
Los parlamentarios vascos del "Intergrupo Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui" Eva Juez, del PNV (3i); Josu Estarrona, de EH Bildu (2i); Iñigo Martínez, de Elkarrekin Podemos (2d); Carmelo Barrio del PP (i); la Coordinadora de la Unidad para el Sáhara de Eiskal Fondoa, Ioana Osa (4d), y con el consejero de Cooperación Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez (d), este domingo en el aeropuerto de Gran Canaria después de que las autoridades marroquíes impidieron a lo cuatro parlamentarios entrar en el territorio del Sáhara Occidental, donde tenían pensado desarrollar una semana de visitas. EFE/ Elvira Urquijo A.

Las Palmas De Gran Canaria, 1 dic (EFE).- Los diputados vascos del "Intergrupo Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui" expulsados este domingo de El Aaiún por las autoridades marroquíes han expresado a Efe la preocupación de constatar que "la anormalidad institucional y administrativa está instalada en el Sahara Occidental".

Así lo ha manifestado el parlamentario popular Carmelo Barrio en nombre de sus compañeros, en una conversación telefónica con Efe desde el Aeropuerto de Gran Canaria, al que han llegado sobre las 16.00 horas, después de haber partido de sus instalaciones esta misma mañana en un vuelo de la compañía Binter que aterrizó en El Aaaiún pasadas las 13.00 horas.

Esta delegación parlamentaria pretendía pasar una semana en el Sahara Occidental, entrevistándose con asociaciones de defensa de los derechos humanos y también con miembros del Frente Polisario, desde donde se le había invitado a compartir unos días, dados los lazos de solidaridad que unen a este intergrupo desde 1991 con el pueblo saharaui, ha explicado Barrio.

Sin embargo, nada más aterrizar en El Aaiún el comandante del avión les ha comunicado que no estaban autorizados a desembarcar del avión y que su viaje no había sido organizado por los cauces oficiales.

Por este motivo, la delegación vasca, a la que acompañaba una periodista y activista saharaui llamada Nezha Khalidi, que sí pudo bajar a tierra, tuvo que regresar a Gran Canaria, donde tendrá que pasar este noche para poder volver este lunes a Vitoria.

No es la primera vez que un grupo de políticos españoles se ve obligado a dar media vuelta sin pisar siquiera el territorio saharaui. De hecho, lo más habitual es que esto suceda casi sistemáticamente.

Así le ha pasado con anterioridad al propio Barrio, quien ha contado a Efe que hace cinco años sí logró desembarcar en El Aaiún.

A juicio del coordinador de esta nueva expedición frustrada al Sahara Occidental, la actitud del Gobierno de Marruecos hacia quienes pretenden visitar los territorios que consideran ocupados demuestra que la situación "está muy mal", ya que ni siquiera se permite la libertad de movimiento.

El parlamentario popular ha recalcado que el grupo del que forma parte seguirá mostrando una "solidaridad completa" hacia el pueblo sahararui y exigiendo su derecho de autodeterminación y la necesidad de que se cumplan las resoluciones de la ONU relacionadas con su situación.