Expulsado un mando policial por la respuesta tardía a una paliza que recibieron cuatro mujeres en China

·2 min de lectura

Pekín, 21 jun (EFE).- Un mando de policía local ha sido expulsado y cinco agentes son investigados en la ciudad de Tangshan (norte) en relación con la respuesta policial a una paliza que recibieron cuatro mujeres el 10 de junio, informa hoy el diario Global Times.

El subdirector de la Oficina de Seguridad Pública del distrito de Lubei fue expulsado por la "tardía respuesta" de la Policía y por un "incorrecto trabajo en la aplicación de la ley", según un comunicado de las autoridades policiales de la provincia de Hebei (norte) citado por el rotativo.

Según el informe, las cuatro mujeres que fueron golpeadas durante la paliza ocurrida de madrugada en un restaurante tienen heridas leves: dos de ellas recibieron el alta el mismo día de los hechos, mientras que las otras dos, que sufrieron daños más graves, "han estado recibiendo tratamiento médico".

Las lesiones no suponen un peligro para su vida, pero las víctimas sufren daños en algunos órganos y otras heridas que afectarán a su apariencia como fracturas en las costillas y traumas en los globos oculares.

El 12 de junio, la Policía había arrestado a nueve sospechosos e identificado a un hombre apellidado Chen como uno de los principales asaltantes.

Las autoridades detallaron en el comunicado de hoy delitos cometidos en el pasado por Chen, que incluyen fraude, asaltos violentos y la participación en eventos ilegales de juego, esta última infracción cometida el día antes de la paliza del 10 de junio.

Expertos consultados por el diario aseguran que los daños causados a las víctimas, unidos al historial delictivo de algunos de los sospechosos, serán factores que influirán su sentencia.

La agresión se produjo después de que una comensal rechazase a un hombre que se aproximó a ella y la tocó sin su consentimiento.

Un grupo de hombres comenzó entonces a golpearlas a ella y a otra mujer que se hallaba en el restaurante, las arrastraron al exterior del local y prosiguieron la paliza, que incluyó patadas cuando las víctimas se hallaban tendidas sobre el suelo.

Los asaltantes también atacaron a otras dos mujeres que se encontraban en las inmediaciones.

El vídeo se difundió de forma masiva por las redes sociales chinas, donde muchos protestaron por el sentimiento de desprotección ante agresiones machistas y denunciaron la falta de ayuda que recibieron las víctimas.

La violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos y el derecho de las mujeres a vivir sin violencia está recogido en acuerdos internacionales. En el ámbito mundial, solo el 40 % de las mujeres busca ayuda tras sufrir violencia, lo que obliga a las instituciones a promover políticas de prevención y ayuda.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente